* Pobreza y falta de ética política dan el triunfo electoral
* 2018, la madre de las elecciones: Nieto Castillo
* En 2016, la gente de escasos recursos buscaba vender su voto

Por ELVIA ANDRADE BARAJAS
Texto y fotos
--Segunda parte--

CIUDAD DE MEXICO, Estados Unidos Mexicanos, 24 de abril de 2017.- En los tiempos electorales se conjugan pobreza y falta de ética de los partidos políticos para determinar el triunfo electoral, sostiene Santiago Nieto Castillo, titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), al citar que la elección madre de la historia contemporánea de México, será la de 2018, porque podrían cometerse todos los delitos electorales, aprovechando la marginalidad que prevalece en algunos estados del país.

Se prevé que la del 2008, será más compleja que la de 2006. Va a ser la más difícil y trascendental, porque además de tener la elección Presidencial, habrá comicios para elegir 30 gobiernos locales, senadores de la República y diputados del Congreso de la Unión.

Se instalarán 160 mil casillas en el país y más de 1 millón 100 mil ciudadanos deben ser funcionarios de las mesas directivas.

En las 30 entidades federativas se instalará una casilla única, por lo que se va a capacitar en forma concomitante o simultáneamente a los funcionarios que reciban la votación local y federal.

En 2015, dice, vimos varios fenómenos que la legislación debe atacar.

Ejemplo:

92% de los asuntos eran por alteración del IFE, en nombre o dirección, lo que después se conocería como Avis Apis a partir de las siglas en Ingles de los sistemas de identificación biométrica del IEF

Actualmente el 86% de las carpetas de investigación están relacionadas con compra de votos, condicionamiento de programas sociales, peculado electoral, obstrucción y destrucción de material electoral.

La dinámica electoral es distinta.

Antes el sistema electoral esperaba a que, en el día de las elecciones, se presentaran las denuncias ante el Ministerio Público, que iniciaba la averiguación previa y el policía federal Ministerial iba dos meses después al lugar de los hechos sin lograr éxito, porque recibía como respuesta:

“No sé, no me acuerdo, el día de las elecciones no estuve aquí” …

Hasta 2015 se pudo comprobar la compra de votos, porque no había un sistema adecuado para poder demostrar este fenómeno, refiere Santiago Nieto.

¿Realmente no había venta de votos en el país?, se pregunta y explica:

En las elecciones de 2015 se vieron fenómenos que antes no ocurrían. Destruyeron 800 casillas en Oaxaca, Chiapas y Guerrero.

Se interpusieron actas contra maestros que destruyeron los paquetes. 

Antes los grupos sociales no intervenían en lo electoral. En esa ocasión lo hicieron para hacer visibles sus demandas.

Entonces la FEPADE trabajo con 18 detenidos a los que se les impuso una pena administrativa y se les liberó, porque los delitos electorales no son graves, lamenta.

Pobreza y marginalidad

La pobreza y la marginalidad son los blanco por excelencia a los que “tiran” los aspirantes a un cargo político.

Es un asunto que no está relacionado con un partido en especial.

De 2000 a 2012, el Partido Acción Nacional (PAN) fue el más denunciado.

Actualmente el más denunciado es el Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero esto tiene que ver con el ejercicio del poder, porque el que lo ostenta es el que tiene el poder adquisitivo suficiente para lograrlo.

Existen 900 carpetas de investigación por compra de votos y 400 por condicionamiento de programa social de todos los partidos políticos

Se han registrado casos escandalosos, como el Javier Duarte, tres secretarios de estado, una regidora y dos presidentes municipales que cambiaron a los beneficiaros de los programas sociales.

Sacaron a las personas que tenían derecho legítimo a los programas sociales y metieron a los militantes de su partido para poder generar la estructura operativa para sus campañas electorales.

Todos estos delitos electorales están evidenciados con grabaciones, asegura Santiago Nieto.  

Refiere que la grabación es una prueba ilícita, por ser privada, pero si la persona que grabó lo entrega a la FEPADE, y comparece para decir que ella lo grabó, ya no es intervención de comunicación probada y ese audio surte valor probatorio pleno.

“Pudimos cumplimentar tres órdenes de aprehensión, pero están en libertad, porque no se considera un delito grave. Entre las ordenes de aprehensión libradas hay una contra Javier Duarte, a la que deberá responder una vez que sea extraditado a México”.

Estos bloques de funcionarios eran impunes, pero con la Reforma Electoral ya no lo son.

En 2016 se trabajó muy bien con Sedesol y bajaron 75% las denuncias por condicionamiento de programa social, que se suspendieron 15 días antes de las elecciones.

Sin embargo, esto provocó que las personas llegaran a la jornada electoral, en un estado de marginalidad muy grave, lo que facilita la compra de votos.

Un ejemplo de esto lo ilustra lo ocurrido en Villahermosa, Tabasco, al director de Averiguaciones Previas, quien al preguntar a los funcionaros dónde estaban vendiendo votos, todos los interrogados le decían que no sabían, hasta que va con una señora humilde y le pregunta lo mismo, a lo que la mujer le contesta:

“No sé, pero cuando lo sepa, ¡dígame dónde para ir a vender el mío!”.

Otro caso:

En Torreón, Coahuila, se encontró, por una denuncia, una bodega con 13 mil colchas y cobertores del Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN) entregados en junio de 2016 para un desastre natural, pero no fueron repartidos, porque el municipio se los quedó y los entregó durante el proceso electoral.

Esa bodega y los productos fueron asegurados, y a la fecha las autoridades locales solicitan que se les regresen los bienes. 

“Les hemos respondido que no, porque se le regresarán al FONDEN, a fin de que los puedan distribuir en otro desastre natural”, destaca Nieto Castillo, al asegurar que la FEPADE combate este tipo de conducta, que debe erradicarse porque deslegitimiza el proceso electora
l.

Primera parte .

 

reportajesmetropolitanos@gmail.com

eab_elya@yahoo.com.mx