/ Las Ultimas / Internacionales | Economìa | Policìa | Ciencia y Tecnología | Personajes y Entrevista | Invitadas/ Denuncia Ciudadana |








LAS CRUZADAS

16 de noviembre de 2017

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Don José Antonio Aspiros Villagómez y don Octavio Raziel García, amables y cultos colegas, ponderaron nuestro comentario sobre Los Caballeros Templarios. Nos hacen abrevar de sus conocimientos. Por ello, por considerarlo pertinente, ampliamos el mismo tema. Y qué mejor con otro experto en la historia.

Claro que nos entusiasma platicar con gente culta. Nutrirnos de sus conocimientos. Y transmitirlos a nuestros amigos que nos leen. Fernando Calderón Ramírez de Aguilar no deja de sorprendernos también. Como médico en el retiro disfruta del tiempo para leer. Nos incluye en su haber, saber y deber. En sus investigaciones. Y las compartimos.

Quedamos que por antonomasia las cruzadas pueden definirse como una serie de expediciones militares impulsadas por el Papa o Sumo Pontífice o contra los infieles. Concedía indulgencia a los que a ellas concurriesen, por lo que se alistaban voluntariamente soldados de toda la cristiandad para arrancar de los Santos lugares el poder de los infieles. Al mismo que impedían la invasión de Europa por los musulmanes que la amenazaban por su parte de Levante.

Las persecuciones sufridas por los cristianos en sus peregrinaciones a Tierra Santa provocaron en Europa un movimiento encaminado al rescate de los Santos lugares. Sin embargo, tanto como el fervor religioso, impulsaba a los guerreros el afán de aventuras y la esperanza de jugoso botín que les mermara a algunos su pobreza ancestral y a otros les aumentara su riqueza.

En menos de dos siglos (1096-1270) la cristiandad europea fiel al Papa llevó a cabo ocho cruzadas contra los musulmanes de Oriente. Se llamaron así por la señal de la cruz que en sus vestiduras adoptaron como distintivo los que tomaron parte en ellas. Las cruzadas representan en la historia de la humanidad la expresión más elevada del sentimiento religioso de los tiempos

medios, y manifiestan la influencia del Sumo Pontificado sobre la sociedad cristiana. Algunos autores piensan que, aunque estas grandes expediciones no tuvieron el éxito que de momento se prometían sus organizadores, fueron un inmenso bien a la causa de Europa y de la civilización.

Varias fueron las causas que produjeron y sostuvieron las cruzadas. Una de ellas la constituyeron las peregrinaciones que con frecuencia emprendían los fieles a Tierra Santa y que eran efecto del fervor religioso por expiación de graves faltas. Al cesar las persecuciones contra los cristianos, esas peregrinaciones se multiplicaron, especialmente cuando por orden de Santa Elena, madre del emperador Constantino, se construyeron iglesias en los lugares donde sufrió pasión y muerte el redentor.

Nunca del todo cesaron las peregrinaciones a Jerusalén a pesar de haber pasado la ciudad por la dominación de los persas, los árabes, los fatimitas de Egipto y los turcos seldjúcidas. Por el contrario, se multiplicaron. A su regreso, los peregrinos se condolían que los Santos Lugares estuviesen en poder de los infieles. Otro factor lo constituyeron los intereses comerciales, especialmente los de las repúblicas marítimas de Italia que querían extender sus especulaciones mercantiles con los pueblos orientales.

Fue también otra de las causas la necesidad de oponerse a la invasión de Europa por los turcos que amenazaban la ciudad de Constantinopla. Esta causa fue sin duda la inmediata. La invasión de los turcos seldjúcidas, duros y feroces, no perdonaban medio para oprimir a los cristianos de Palestina, y representaba un enorme peligro para el Oriente cristiano.

El emperador bizantino Miguel Parapinacio pidió auxilio al prometer la reconciliación con la Europa latina y Gregorio VII le apoyó. E invito a los cristianos a reunirse bajo el estandarte de San Pedro. Sin embargo, aunque 50,000 guerreros estuvieron prontos a ello, otros asuntos impidieron la empresa. Víctor II continuó la idea y los italianos se levantaron para combatir a los sarracenos en África. Recibieron de manos del Papa el estandarte de San Pedro y llegaron al país enemigo al que derrotaron y volvieron cargados de ricos despojos. Esto no fue más que el preludio de las verdaderas cruzadas. Fueron ocho. Mañana, digo, seguimos.

craveloygalindo@gmail.com



JUANA DE ASBAJE

15 de noviembre de 2017



Carlos Ravelo Galindo, afirma:
A 366 años de su natalicio justo es recordar a la Décima Musa, Sor Juana Inés de la Cruz, nacida en la nueva España, pero en tierra de los Mexicas. Un doce de noviembre de 1651, en Nepantla a un lado de nuestros volcanes. Uno, el Popo, vivo. Y su compañera, dormida.

Son, por ahora otros tres versos:

DETENTE SOMBRA

Detente, sombra de mi bien esquivo,

imagen del hechizo que más quiero ,bella ilusión por quien alegre muero, dulce ficción por quien penosa vivo. Si al imán de tus gracias, atractivo, sirve mi pecho de obediente acero, ¿para qué me enamoras lisonjero si has de burlarme luego fugitivo? Mas blasonar no puedes, satisfecho, de que triunfa de mí tu tiranía: que aunque dejas burlado el lazo estrecho que tu forma fantástica ceñía, poco importa burlar brazos y pecho si te labra prisión mi fantasía.

FINJAMOS QUE SOY FELIZ

Finjamos que soy feliz, triste pensamiento, un rato; quizá prodréis persuadirme, aunque yo sé lo contrario, que pues sólo en la aprehensión dicen que estriban los daños, si os imagináis dichoso no seréis tan desdichado. Sírvame el entendimiento alguna vez de descanso, y no siempre esté el ingenio con el provecho encontrado. Todo el mundo es opiniones de pareceres tan varios, que lo que el uno que es negro el otro prueba que es blanco. A unos sirve de atractivo lo que otro concibe enfado;

y lo que éste por alivio, aquél tiene por trabajo. El que está triste, censura al alegre de liviano; y el que esta alegre se burla de ver al triste penando. Los dos filósofos griegos bien esta verdad probaron: pues lo que en el uno risa, causaba en el otro llanto. Célebre su oposición ha sido por siglos tantos,

sin que cuál acertó, esté hasta agora averiguado. Antes, en sus dos banderas el mundo todo alistado, conforme el humor le dicta, sigue cada cual el bando. Uno dice que de risa sólo es digno el mundo vario; y otro, que sus infortunios son sólo para llorados. Para todo se halla prueba y razón en qué fundarlo; y no hay razón para nada, de haber razón para tanto. Todos son iguales jueces; y siendo iguales y varios, no hay quien pueda decidir cuál es lo más acertado. Pues, si no hay quien lo sentencie, ¿por qué pensáis, vos, errado, que os cometió Dios a vos la decisión de los casos? O ¿por qué, contra vos mismo, severamente inhumano, entre lo amargo y lo dulce, queréis elegir lo amargo? Si es mío mi entendimiento, ¿por qué siempre he de encontrarlo tan torpe para el alivio, tan agudo para el daño? El discurso es un acero que sirve para ambos cabos: de dar muerte, por la punta, por el pomo, de resguardo. Si vos, sabiendo el peligro queréis por la punta usarlo, ¿qué culpa tiene el acero del mal uso de la mano? No es saber, saber hacer discursos sutiles, vanos; que el saber consiste sólo en elegir lo más sano. Especular las desdichas y examinar los presagios, sólo sirve de que el mal crezca con anticiparlo. En los trabajos futuros, la atención, sutilizando, más formidable que el riesgo suele fingir el amago. Qué feliz es la ignorancia del que, indoctamente sabio, halla de lo que padece, en lo que ignora, sagrado! No siempre suben seguros vuelos del ingenio osados, que buscan trono en el fuego y hallan sepulcro en el llanto.

También es vicio el saber, que si no se va atajando, cuando menos se conoce es más nocivo el estrago; y si el vuelo no le abaten, en sutilezas cebado, por cuidar de lo curioso olvida lo necesario. Si culta mano no impide crecer al árbol copado,

quita la sustancia al fruto la locura de los ramos. Si andar a nave ligera no estorba lastre pesado, sirve el vuelo de que sea el precipicio más alto. En amenidad inútil, ¿qué importa al florido campo, si no halla fruto el otoño, que ostente flores el mayo? ¿De qué sirve al ingenio el producir muchos partos, si a la multitud se sigue el malogro de abortarlos? Y a esta desdicha por fuerza ha de seguirse el fracaso de quedar el que produce, si no muerto, lastimado. El ingenio es como el fuego, que, con la materia ingrato, tanto la consume más cuando él se ostenta más claro. Es de su propio Señor tan rebelado vasallo, que convierte en sus ofensas las armas de su resguardo. Este pésimo ejercicio, este duro afán pesado, a los ojos de los hombres dio Dios para ejercitarlos. ¿Qué loca ambición nos lleva de nosotros olvidados? Si es para vivir tan poco, ¿de qué sirve saber tanto? ¡Oh, si como hay de saber, hubiera algún seminario o escuela donde a ignorar se enseñaran los trabajos! ¡Qué felizmente viviera el que, flojamente cauto, burlara las amenazas del influjo de los astros! Aprendamos a ignorar, pensamiento, pues hallamos que cuanto añado al discurso, tanto le usurpo a los años. PUES ESTOY CONDENADA Pues estoy condenada, Fabio, a la muerte, por decreto tuyo, y la sentencia airada ni la apelo, resisto ni la huyo,

óyeme, que no hay reo tan culpado a quien el confesar le sea negado. Porque te han informado, dices, de que mi pecho te ha ofendido, me has, fiero, condenado. ¿Y pueden, en tu pecho endurecido más la noticia incierta, que no es ciencia, que de tantas verdades la experiencia? Si a otros crédito has dado, Fabio, ¿por qué a tus ojos se lo niegas, y el sentido trocado de la ley, al cordel mi cuello entregas, pues liberal me amplías los rigores y avaro me restringes los favores? Si a otros ojos he visto, mátenme, Fabio, tus airados ojos; si a otro cariño asisto, asístanme implacables tus enojos; y si otro amor del tuyo me divierte, tú, que has sido mi vida, me des muerte. Si a otro, alegre, he mirado, nunca alegre me mires ni te vea; si le hablé con agrado, eterno desagrado en ti posea; y si otro amor inquieta mi sentido, sáqueseme el alma tú, que mi alma has sido. Mas, supuesto que muero, sin resistir a mí infeliz suerte, que me des sólo quiero licencia de que escoja yo mi muerte;

deja la muerte a mi elección medida, pues en la tuya pongo yo la vida.

En breve más versos de ella

craveloygalindo@gmail.com



LUIZ MARIA AGUILAR MORALES

14 de noviembre de 2017


Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Haríamos una reflexión sobre la postura adoptada por el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, don Luis María Aguilar, y los ministros que integran el alto Tribunal: “En La vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias”. Destituyeron y consignaron ante un juez federal al jefe de la delegación Venustiano Carranza, de la Ciudad de México, Israel Moreno Rivera.

Y a su antecesor, actual diputado, Manuel Ballesteros, por el delito de desacato, ”Inejecución de sentencia. El Máximo Tribunal aplicó, acto insólito, pero de justicia y advertencia la sentencia. “Si no se cumplen las sentencias, el Estado de derecho no es más que una ficción. Y éstas no valdrían ni el papel en que están impresas”.

Se actúo como juez y parte, dentro de la Ley. Atribución que tiene la SCJN y que solamente era utilizada en funcionarios menores. En la actualidad, desempolvada por el Pleno de la Corte, ésta facultad, sui generis, permite que el poder judicial se convierta, cuando hay un desacato, incidente de inejecución de sentencia, en órgano acusador y juzgador es decir en parte y juez.

En esta atribución muy rara por cierto, la ley le da facultades a los Ministros de la Corte en ser órgano acusador, función esencial del Ministerio Publico y al mismo en juzgador de lo que este mismo poder acusa. Atribución que equilibra a los tres poderes federales, Ejecutivo, Legislativo y Judicial y, así hace valer sus mandamientos.

Hasta ahora esta facultad estaba empolvada tal vez por temor, creemos que fue así, del poder judicial a los altos funcionarios en la administración pública federal o administraciones estatales.

Don Luis María, también como presidente del Poder Judicial de la Federación, lanzó un llamado para que los funcionarios públicos cumplan efectivamente las resoluciones de amparo que buscan proteger las garantías constitucionales de los ciudadanos. Y no se hizo esperar. De inmediato la Secretaria de Cultura Federal María Cristina García y Víctor Hugo Lobo, del gobierno de la Ciudad de México,

apremiados presentaron precipitadamente, hasta ahora pruebas que ellos, cumplieron con tal precepto. Que revisarán los ministros

El hecho de que la Corte vuelva la cabeza y ponga énfasis a que toda autoridad debe cumplir sin condiciones sus sentencias es altamente aplaudible.

Los dos jefes delegacionales, uno en funciones y otro ahora aún como diputado local, argumentan que se trata de un asunto político. Olvidan que la Corte los sanciona por el desacato que incurrieron y no es tema político sino hacer prevalecer el estado de derecho. Más aún cuando es la Suprema Corte la garante de la legalidad y justicia.

En la lista de sancionados y posibles cesados y consignados están otros dos jefes delegacionales y por lo pronto la recién secretaria de cultura.

Ella la titular de cultura y el delegado de Gustavo a Madero, pidieron paz, a medianoche que entregaron documentación de su “inocencia”.

craveloygalindo@gmail.com



VOLUNTAD ANTICIPADA

13 de noviembre de 2017

Carlos Ravelo Galindo, afirma:  

 Los  siguientes comentarios son  de la escritora y periodista doña Tere Gurza  y el también colega Octavio Raziel García.  Impresionantes. Su  contenido revela pormenores que a todos interesan.  Sobre el derecho  a una muerte con dignidad.  “Hablemos de la muerte”. Lo llama  ella. A continuación.

Y él  “Yo ya lo hice”. Al término.

A los dos gracias.

         “En memoria de mi querida hermana Beatriz, recientemente fallecida y partidaria de morir con dignidad.

         Bajo la premisa de que evitar hablar de la propia muerte, solo ha servido para estar mal preparados cuando tengamos que enfrentarla; y buscando “experimentar la plenitud hasta el minuto final”, se realizó hace pocos días el Primer Coloquio Internacional sobre el Derecho a una Muerte con Dignidad (DMD); organización que preside, la doctora Amparo Espinosa Rugarcía.

          Convocados por ella, especialistas de México, Holanda, Estados Unidos, España, y Colombia, explicaron que vivimos en una época en la que el desarrollo científico y tecnológico, ha dado a la medicina infinidad de medios para alargar la vida; pero que no siempre se hace, en las condiciones que quisiéramos.

         Añadieron que la sociedad se ha acostumbrado a trasladar el proceso de enfermedad del hogar al hospital, incluso cuando ya no hay forma de mejorar la situación clínica; y que todos hemos visto a seres queridos sufrir al final de sus vidas, de una forma que podría haberse evitado tomando las decisiones adecuadas.

         Que hasta hace pocos años, se temía que la muerte llegara demasiado pronto; pero que ahora, el miedo es que llegue demasiado tarde y en medio de padecimientos insoportables.

         Y que para poder llegar más preparados al momento de esa experiencia suprema que es la muerte, es indispensable contar con información sobre las opciones que hoy se brindan, para elegir el mejor final de vida posible.
 
         “No morir, no es una opción válida; pero sí lo es, el poder definir cómo queremos que sea nuestro fin”.

         Hablaron de que la preocupación por resolver la disyuntiva entre una muerte digna y una indigna, es prácticamente universal; y de los médicos que investigan y luchan para poder proporcionar a enfermos terminales cuidados paliativos, que incluyen profunda sedación; o acompañarlos en muertes asistidas y eutanasia.

         Los doctores Rob Jonquiere, de Holanda; Faye Girsh, de San Diego, California; Frances Kissling, de Washington, EU; Javier Sadaba, de España; Carmenza Ochoa, de Colombia y la mexicana Asunción Álvarez del Río, son algunos de esos valientes pioneros y fueron panelistas en este Primer Congreso.

         Coincidieron en que las encuestas muestran  que la mayoría de la población acepta el derecho de cada quien, a decidir cómo quiere morir.

         Precisaron las dificultades y trabas legales que hay que superar para poder garantizar a todos, y no solo a los ricos que pueden pagar personal médico que los ayuda, la opción de morir pacíficamente y sin sufrimiento.

         Y se refirieron a la persecución que han tenido que soportar los partidarios de estas tesis; y al arduo camino plagado de tabúes, creencias y tecnicismos, que han debido recorrer.

         Fueron moderadores del encuentro, Bernardo Barranco que expresó que la idea de muerte está profundamente ligado  a las culturas indígenas de México porque parten de que la vida es finita; y Jesús Silva-Herzog Márquez, quien sostuvo que, para decidir con libertad es necesario quitarnos los temores.

         Especialmente interesante, me pareció la ponencia de la doctora Frances Kissling presidenta del Centro para la Salud, la Ética y la Política Social, de Washington DC, que habló del pensamiento de la jerarquía católica respecto de los cuidados paliativos, suicidio y eutanasia; y de su insistencia para inculcar a los creyentes, que el sufrimiento da méritos y redime y que mientras más padezcamos en esta vida, mayor gloria alcanzaremos en la otra.

         Puso de ejemplo la situación del Papa Juan Pablo II en sus últimos meses; y la absurda actitud eclesiástica que presentaba su sufrimiento, como enseñanza de supremo valor para agradar a Dios y llegar a sitios más altos en el cielo.

         Como contraste, evocó la importancia de la conciencia individual en la toma de decisiones esenciales, entre ellas la de un buen morir; concluyendo que la jerarquía católica, debiera asumir un rol de acompañamiento hacía los enfermos terminales y aceptar que se les ayude a tener una muerte tranquila, sin angustias ni sufrimientos.

         Sus palabras me recordaron mi miedo de niña a enfermarme y “durar”; provocado por lo que decían los adultos al comentar la gravedad de algún pariente, con un “el doctor dice que puede durar (equis) meses”.

         Afortunadamente las cosas van cambiando y ahora podemos firmar el documento de Voluntad Anticipada, que impedirá que nos vayamos sin poder compartir esos momentos definitivos con nuestros familiares, por estar entubados y rodeados de extraños en salas de terapia intensiva.

         Y dejándolos, además, en la ruina económica”. Finaliza doña Tere.

         Y a botepronto, el poeta don Octavio Raziel García, escritor y periodista también, da su opinión. Y nos autoriza  compartirla.

         “Mi estimada amiga y colega: antes que nada, te comento que firme hace unos siete años, ante Notario y ante las autoridades de lo que fue el Distrito Federal, mi Voluntad Anticipada. No quiero dejar de herencia a mi familia una planta que tengan que regar diariamente por muchos o pocos años.  

         “Con cierta regularidad aparecen noticias sobre el derecho a morir de quienes sufren una enfermedad o incapacidad tal que les es imposible continuar vivos con un mínimo de calidad.

         “Las enfermedades neurodegenerativas, las secuelas de accidentes y otros factores han llevado a algunos seres humanos a soportar una vida que afecta no sólo al paciente sino a quienes le rodean.

                “Así, las opiniones se dividen entre quienes parecieran se regodean con el sufrimiento del pariente o paciente y, los que apoyan totalmente la eutanasia como solución final.

                “Se cuenta que Franz Kafka, desde su lecho de dolor por un mal terminal le espetó a su médico:

                “-Si no me matas, serás mi asesino”.

                “Para muchos, negarle el derecho a morir a un paciente es una cuestión de consciencia moral, religiosa y hasta sádica.

                “En un mundo donde se pregona la democracia y las libertades, cada día tenemos menos de ellas. Sólo nos queda defender las de la lucidez y el derecho a morir.

                “Nadie quiere morir. Todos tienen miedo a la muerte. Los mexicanos, tan amantes de la muerte, que la festejan y festinan, también le tienen temor a la hora de la verdad. Pero no todos son “nadie” ni son “todos”.

                “La posición de quien quiere abandonar este mundo difiere mucho de la de quienes desean que permanezca con ellos, así sea en medio de un cruel dolor. Quien desea partir sabe que no será fácil dar ese salto. Sólo Cruz Martínez Treviño de la Garza (Don Fernando Soler, en ‘No desearás la mujer de tu hijo’, con Pedro Infante) calificaba a la muerte como “sólo un méndigo brinquito”, esto es, saltar montado en un caballo las trancas que separan la vida de la muerte.

                “Ellos –quienes quieren irse—acuden las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) o a las que supuestamente defienden los derechos humanos exigiendo -que no pidiendo— ser desconectados de un sin fin de aparatos en una acción humanitaria; permitiéndoles una partida digna.

                “Cuando toman la decisión de marcharse, por vez primera son dueños de sí mismos. Dejan atrás el momento en que pasan a ser propiedad del médico que experimenta en ellos lo que pudiera resultar el milagro esperado; también de los moralistas y los sádicos que escudados en la religión o disfrutando en el subconsciente el sufrimiento del paciente, esperan lo que Dios quiera, como si a Él le importara un bledo la vida o muerte del enfermo.

                “Para mí, que diagnosticaron cuatro aneurismas mortales, la cosa es sencilla, en mi cartera aparece una tarjetilla con las indicaciones “No entubar, No resucitar”. Estoy consciente de que no faltará paramédico o médico que, argumentando supuestos principios morales o justificar su salario, hará lo imposible por revivirme a costa de que sufra secuelas atroces (contrario a lo que vemos en televisión donde el resucitado sale de E. R. caminando feliz y contento).

                - “La muerte, que debe ser tan hermosa. Descansar en la blanda tierra obscura, bajo las hierbas que se balancean con el aire, y escuchar el silencio... No tener ni ayer ni mañana. Olvidar el tiempo y la vida. Yacer en paz...”  recitaba el fantasma de Canterville cuando buscaba reposar en la obscuridad de la noche eterna y la tranquilidad que ello traería. Así, seguramente, quienes sufren enfermedades terminales o bien están encarcelados en males degenerativos y altamente dolorosos, sin posibilidades de mejorar, desean encontrar en la muerte la paz tan esperada. Hay enfermedades peores que la muerte, decía el doctor Juan Ramón de la Fuente, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, en una plática que sostuvimos cuando aún era director de la Facultad de Medicina.

                Kafka, tenía razón al advertir a su médico: si no me matas serás mi asesino”, concluye.

            craveloygalindo@gmail.com

El ánima Sayula

09 de noviembre de 2017

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

El viaje a Sayula y sus s recuerdos, nos comenta, muy breve, la doctora, escritora, periodista y admirada colega, doña Rosa Chávez Cárdenas. Nos dice que siempre es grato asistir a su tierra, Sayula. Vinieron soplos de memoria. Pero se olvidó del Anima de Sayula. Gratos recuerdos de niña, cuando mi abuela Mariquita rezaba el Viacrucis en semana santa y todos los asistentes al templo la seguían.

Recuerdo, que cuando vivía en Ciudad Guzmán, el viernes por la tarde me iba en camión a casa de la señora Esperanza González, de quien mis padres, muy amigos del “Indio”, así le decían a su esposo, recibían las invitaciones al rancho, siempre de tan buenos anfitriones, y nos reuníamos la muchachada a disfrutar ese frillito de Apango.

Una de mis pasiones, el tejido, la aprendí mucho con doña Pera. Tejer es muy buena terapia y una buena fuente de negocio. En esta ocasión el motivo de mi visita era y fue impartir la conferencia “El Rol de la Mujer en la actualidad” invitada por la Caja popular Tzaulan. Ya en plan gourmet, comer lo típico de la región, me fui directo al Restaurante “Los Patios”, pedí unos taquitos de camarón, esos tan típicos de Sayula, (recuerdo cuando niña alguna vez visitando a las tías, Gala y Chole, fuimos al cerrito y llevaban los taquitos), años que no los comía, La mañana del sábado fui invitada por Claudia Lugo a desayunar unos tamalitos de ceniza, con salsita verde, faltaba más.

Y el sábado por la tarde antes de mi regreso a Guadalajara, saboree una sopa de tortilla y unas enchiladas, esas que parecen taquitos dorados y de postre una cajeta.

El viernes en la conferencia, bueno la charla, porque la participación de las asistentes estuvo agradable, recordamos viejos tiempos, los privilegios que han tenido los hombres y que las mujeres nos hemos ganando poco a poco. Estaban contentas porque además de la plática recibieron regalitos, obsequios de los anfitriones, mis libros y unos aretes, cortesía de mi amiga de Joyas Cely, del Centro Joyero. Recibimos un obsequio con productos de la región, Cajetas Lugo, en sus típicas cajitas de madera, salsita de cacahuate y los ponches. Entregamos como regalo a la Biblioteca “Olivia Ramírez de Yáñez”, la Enciclopedia de la Mujer, el mejor lugar para compartirla.

La entregué a la Directora Blanca Cueto, espero les será útil. Pedro López, mi amigo desde hace seis años en que colaboro en el Periódico Tzaulan (invitada por Don Federico Munguía, que en paz descansa) me invitó un café, en una de esas casas viejas que ahora son negocios.

En la Plaza muy concurrida, lucían las Catrinas y la gente disfrazada por los eventos del día de muertos. En el lugar, se incorporó Lupita González y el pintor Francisco Brideño Delgadillo. Pernocté la noche del viernes, gracias a la Caja Popular Tzaulan, en el Hotel El Ánima de Sayula, una suite, con vista a los jardines. Muy de madrugada escuché el canto de los gallos, y en el día tuve algunas consultas. Pero del anima, nada.

Regresé muy satisfecha, recargué el alma y el cuerpo, feliz de ver los frutos de la tierra, cómo se ha enriquecido la agricultura,( por todo el camino se ven invernaderos con las frutas de importación); De las berries, tan nutritivas, me traje varias cajitas. Algunos aguacates y unas deliciosas empanadas de cajeta. Me comparten que entre San Gabriel y Sayula con tanta actividad agrícola hace falta personal.

En el trayecto No resistí tomar una foto del cerrito de Usmajac. Con su iglesia a lo alto, hasta parece una pirámide, rodeado de milpa dorada que espera la cosecha. Disfruté el paisaje: el color chedrón resaltaba del maíz milo. Este alimento para los animales podríamos comerlo, tiene muchos nutrientes, pero solo nos acostumbramos al maíz blanco o amarillo. Manejé confiada, sin tolvaneras, con algunos kilómetros en donde la laguna tiene agua que le dejaron las lluvias. De nuevo a la rutina con alegría en el corazón. Otro día, acaso,

nos encontraremos, seguramente para impartir otra “charla”, en donde acaso nos hablará del Anima de Sayula, que nosotros la conocimos en persona en el bar del hotel donde doña Rosa durmió. Y no se nos ha olvidado.

Es lo que le escuchamos a nuestra colega, con envidia de la buena.

craveloygalindo@gmail.com



ALGO DE LA HISTORIA

09 de noviembre de 2017

         Carlos Ravelo Galindo, afirma: 

         La historia de los Caballeros Templarios es apasionante, llena de mitos y leyendas. La orden fue fundada en el año 1118 por nueve caballeros franceses liderados por Hugo de Payns.

          La Iglesia Católica se encontraba detrás de su creación y su propósito principal era proteger la vida de los cristianos que peregrinaban a Jerusalén tras su conquista.

          Además de ser el brazo armado más importante de la cristiandad y una orden de expertos y temidos guerreros, los templarios administraron una infraestructura económica increíblemente bien administrada en toda la cristiandad, al mismo tiempo que realizaba innovaciones en los primeros sistemas bancarios europeos. 

         Vamos a repasar 8 hechos fascinantes y curiosos sobre los Templarios que son datos históricos reales. 

1. Solo un 10% de la orden eran caballeros

         Cuando se menciona la palabra "templario", la primera imagen que aparece en la cabeza de la mayoría de las personas es la de una figura imponente, vestida con una armadura y una túnica blanca con una cruz roja en el centro.

          Si bien los rangos templarios se componían de caballeros que se considerarían el paradigma de la habilidad militar en la época, solo representaban alrededor del 10 por ciento.

          El otro  noventa funcionó de apoyo, como escuderos o en  administrar las diversas posesiones controladas por los templarios.
         Incluso en el punto más alto de su poder, los expertos estiman que los templarios solo tenían, como máximo, 2000 caballeros dentro de sus filas, lo que no parece mucho.

         Sin embargo, gracias a su fama, entrenamiento de élite y su fe en la religión (que les daba una valentía sobrenatural), cada templario valía fácilmente por una docena de hombres en batalla, ya que su mera presencia en el campo de batalla elevaba la moral de los ejércitos de forma pasmosa.

         Aunque colectivamente representaban una de las fuerzas más poderosas y singulares que el mundo antiguo había visto, individualmente, no tenían riqueza material.

         Esto se debe en gran parte a que para convertirse en caballero, uno tenía que hacer un voto de pobreza y donar todos sus bienes  a la orden.

          Este acto de humildad los convertía en verdaderos iconos de la  bondad cristiana.

3. Juraban no rendirse nunca

         En su tiempo, eran temidos y respetados en todo el mundo por su destreza en el campo de batalla, su intrepidez..

          Eran casi invencibles en combate y consideraban su deber cargar primero en la batalla y quedarse allí hasta que todo a su alrededor hubiera sido derrotado.

         Juraban por su honor y por su fe que nunca se rendirían ni abandonarían el campo de batalla mientras una bandera con su símbolo ondeara a su alrededor, y estaban igualmente obligados a proteger la bandera con sus vidas si fuera necesario. Debido a esto, existe la leyenda de que solían ser los primeros en entrar en batalla y los últimos en irse. 

4. Fundaron la banca

         Fueron fundados en 1118 como una especie de fuerza de seguridad para proteger a los diversos peregrinos, viajeros y mercaderes que recorrían la tumultuosa área que rodeaba Jerusalén.

         Con este fin, establecieron un sistema por el cual cualquier persona que viajara por Tierra Santa podría depositar cualquier objeto de valor con un Templario local, quien les emitiría una nota.

          Esta nota podría intercambiarse en cualquier otra oficina de los Templarios en Tierra Santa por el valor de los artículos en oro, un metal o piedra preciosa equivalente.

         Estas notas fueron esencialmente una forma temprana de verificación, y los historiadores observan que los templarios crearon lo que podría ser reconocido como uno de los primeros sistemas bancarios formales

         . Esto no solo hizo que viajar por Tierra Santa fuera mucho más seguro, ya que los peregrinos podían viajar sin nada valioso, lo que significaba que los bandidos tenían pocos incentivos para robar a nadie. Y convirtieron a los Templarios en una de las entidades comerciales más poderosas y ricas del mundo.

5. Había mujeres en la orden

         Además de los guerreros, los templarios también indujeron a hermanos sacerdotes para el apoyo espiritual de sus comunidades.         Estos "capellanes" desempeñaban las diversas funciones religiosas dentro de la orden, incluida la realización de oraciones, la celebración de misas  y escuchar confesiones.

         Algunos capítulos templarios presentes en Europa también incluyeron miembros femeninos entre los rangos. Estas hermanas fueron alojadas en instalaciones segregadas de la sala capitular principal.

          Y aunque obviamente no se esperaba que lucharan en las batallas, muchas de las monjas participaron activamente en el lado espiritual de la orden: ayudaban a los sacerdotes en sus tareas de oración y asesoramiento psicológico a los guerreros       
  .
6. El enigmático símbolo de la orden

         Ahora la explicación más común relata cómo dos caballeros en un solo caballo simbolizaron el estado de pobreza propugnado por templarios individuales.

         Otra explicación habla de la representación de la "verdadera" hermandad, en la que un caballero rescata al otro caballero cuyo caballo probablemente está herido.
 
7. Custodios de tesoros

         A través de sus años de batallas, conquistas e incluso comercio, consiguieron amasar una inmensa fortuna en forma de oro, reliquias, propiedades y bienes.

          El Santo Grial, la copa de la cual habría bebido Jesús en la última cena, se mantiene como la pieza central de los tesoros que custodiaban.

         Pese a que muchas de sus reliquias y tesoros se perdieron a lo largo de la historia, custodiaron  el Santo Grial, que lograron ocultar en alguna parte del mundo hasta nuestros días, que sigue oculto.

8. Religiosos que defendían la fe

        Es un hecho bastante conocido que los Templarios se comprometieron a defender a sus correligionarios de las intrusiones "extranjeras".

          Pero, curiosamente, su inclinación hacia las actividades marciales solo se desarrolló como una medida reaccionaria, en lugar de una ideología que dictaba la guerra religiosa.

         Con ese fin, históricamente, después de la Primera Cruzada, algunos de los cristianos guerreros decidieron guardar sus espadas en favor de un estilo de vida monástico basado alrededor de la Iglesia del Santo Sepulcro.

         Pero con el establecimiento de entidades cristianas en la llamada Tierra Santa, un gran número de peregrinos acudía en masa a estas tierras recién conquistadas y a medida que aparecían más visitantes en los confines de Jerusalén, los bandidos locales (que también incluían a los musulmanes que perdieron sus tierras) aprovecharon el caos y atacaron a estos peregrinos comunes.

          Afligidos por incursiones tan poco convencionales, los guerreros monásticos decidieron una vez más tomar sus espadas para defender a los peregrinos y a la fe, pues consideraban que cometían el pecado de omisión si ignoraban esta injusticia.

         craveloygalindo@gmail.com



CONFUCIO Y LAOZI

08 de noviembre de 2017

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Confucio y Laozi fueron reconocidos pensadores y filósofos chinos que legaron valiosas enseñanzas sobre valores esenciales en la vida de los seres humanos, la naturaleza, y el cosmos

En esta oportunidad presentamos una recopilación de las mejores frases y pensamientos de estos grandes maestros, para reflexionar y aplicar en nuestra propia vida.

¡Esperamos que te sirvan tanto como a nosotros!

Fueron palabras sabias. De hombres buenos. Sencillamente las repetimos. Y las compartimos.

Cuando tenía 15 años, puse mi corazón en el aprendizaje

A los 30 estaba firmemente establecido.

A los 40 no tenía más deudas. A los 50 sabia el designio del cielo.

A los 60 estaba dispuesto a escucharlo.

A los 70 podía seguir lo que mi corazón me indicaba sin transgredir lo que es correcto.

A los 80 el sabio teme al cielo sereno; porque, cuando viene la tempestad, el camina sobre las olas y desafía el viento.

Pero en todo momento el hombre de bien exige todo de sí mismo; el hombre mediocre espera todo de los otros.

Elije un trabajo que ames y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida.

Lo que oigo vive. Olvido lo que veo. Recuerdo lo que hago. Aprendo.

Saber qué es lo correcto y no hacerlo. Es la peor cobardía.

La naturaleza de los hombres es la misma, solo los hábitos las separan.

No solo, son las hierbas las que sofocan al grano, sino la negligencia del cultivador.

No procuro saber las respuestas, procuro comprender las preguntas.

El ser humano tiene la perversa Tendencia de transformar lo que le es prohibido. En tentación.

Es mejor encender una vela que maldecir la obscuridad.

Y siguen:

Quien conoce a los hombres es inteligente.

Quien se conoce a si mismo es alumnado.

Quien vence a los otros posee fuerza. Quien se vence a sí mismo es aun más fuerte.

Quien se conforma con lo que tiene es rico

.Quien obra con vigor posee voluntad.

Quien se mantiene donde encontró su hogar, perdura largamente.

Morir y no perecer, es la verdadera longevidad

Un viaje de mil millas comienza con el primer paso.

Un hombre realmente culto no se avergüenza de hacer preguntas a los menos instruidos.

Si das un pescado a un hombre hambriento, le nutres durante una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda su vida

Quien conoce la ignorancia revela la más profunda sabiduría. Quien ignora su ignorancia vive en la más profunda ilusión

Paga el mal con el bien, Porque el amor es victorioso en el ataque e invulnerable en la defensa.

El alma no tiene secreto que el comportamiento no revele.

El sabio se distingue sin exhibirse, Renuncia a sí mismo y jamás será olvidado.

Quien quiere humillar a alguien, debe primero engrandecerlo

Cuando me despojo de lo que soy, me torno en lo que podría ser.

Para ganar conocimiento, agrega algo todos los días. Para ganar sabiduría, elimina algo todos los días.

Las grandes realizaciones son posibles cuando se da importancia a los pequeños comienzos.

El corazón del hombre puede estar deprimido o alterado. En cualquiera de los dos casos el resultado puede ser fatal.

Reacciona inteligentemente aún frente a un trato no inteligente.

Todo deseo incomodo e inquieto se disuelve en el amor a la verdadera filosofía.

La liberación del deseo conduce a la paz interior.

Es fácil borrar las huellas: difícil es caminar sin pisar el piso el suelo.

Y Algo propio:

Comparte lo que aprendas. Y aprende de lo que te compartan, como hoy y siempre.

craveloygalindo@gmil.com



LA CRUZ Y EL REPIQUE DE LAS CAMPANAS

07 de noviembre de 2017



Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Esta es una Investigaciones de los rusos sobre la oración. Obvio, muy interesante. Científicos rusos han descubierto y demostrado el mecanismo “material” de tal fenómeno divino. “Una oración es un medicamento poderosísimo”, afirma Valeri Slezin, jefe del Laboratorio de Neuropsicofisiología del *Instituto de Investigación y Desarrollo Psiconeurológico Bekhterev* de San Petersburgo. “La oración no sólo regula todos los procesos del organismo humano, sino que también repara la estructura de la conciencia más afectada”. El profesor Slezin hizo algo que resulta difícil de creer: medir el poder de la oración.

Al Registrar los electroencefalogramas de algunos monjes al momento de orar, logró captar un fenómeno extraordinario, la desconexión completa del córtex cerebral. Este estado puede observarse sólo en bebés de tres meses, cuando sienten la cercanía de su mamá, provocándoles una sensación de seguridad completa.

A medida que la persona crece, tal sensación desaparece, la actividad cerebral crece y este ritmo de las bio-corrientes cerebrales se muestra raramente. Solamente en las horas de sueño profundo o al orar, como ha demostrado el científico mencionado. Valeri Slezin ha llamado tal estado desconocido *“leve vigía, al orar”* y ha demostrado que tiene una importancia vital para la persona.

Es un hecho sabido que las enfermedades son provocadas también por situaciones graves y sucesos que nos quedan grabados en la mente. Al orar, sin embargo, las preocupaciones quedan en un plan secundario e incluso desaparecen totalmente. De esta manera se hace posible el restablecimiento psíquico, moral y físico. Los oficios de la Iglesia también tienen un importante rol en la recuperación de la salud.

La ingeniera y electrofísica Angelina Malakovskaia, del *Laboratorio de Tecnología Médica y Biológica* ha dirigido numerosos estudios para medir las diferencias en la salud de las personas, antes y después de asistir a algún oficio religioso. Los resultados han demostrado que participar de los servicios litúrgicos hace que se normalice la presión sanguínea y determinados valores medibles también en la sangre.

Parece ser que las oraciones pueden incluso neutralizar las radiaciones. Se sabe que después de la explosión de Chernobyl, los instrumentos para medir la radiación demostraron valores que llegaban a sobrepasar el límite cuantificable. Sin embargo, en el área en donde se encuentra la Iglesia del Arcángel Miguel, a 4 km de los reactores, el valor de la radiación se mantenía normal. Los científicos de San Petersburgo han confirmado, también, basándose en distintos experimentos efectuados, que el *agua bendita* (aghiasma), *la Señal de la Cruz* e incluso el *repique de las campanas* pueden tener propiedades sanadoras.

Por eso, en Rusia, las campanas siempre se han hecho sonar en épocas de epidemia. La frecuencia emitida por las campanas podría eliminar los agentes que provocan enfermedades como la gripe, hepatitis o el tifus. Las proteínas de los virus parecieran volverse incapaces de portar tales infecciones, de acuerdo con Malakovskaia. *La Señal de la Cruz* tiene un efecto aún más significativo: es capaz de eliminar microbios patógenos, no sólo en el agua corriente, sino también en ríos y lagos.

Es más eficiente incluso que los más recientes aparatos de desinfección con radiación magnética. .Así que a orar más.

Feliz y bendito día para todos, les desea: FCRdeA

craveloygalindo@gmail.om



UN MEXICO PARA TODOS

06 de noviembre de 2017

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Fue justo al advertirlo frente a altos funcionarios del gobierno federal. Valiente al hacerlo. Y certero en sus palabras. No tiene desperdicio  lo que expresó don Raúl Gómez Espinosa:

“En una atmósfera de camaradería y unidad, refrendamos nuestro compromiso irrenunciable con la promoción de las libertades de prensa y expresión.

 “Son éstos momentos difíciles para la vida nacional, y por ello fundamentales para avanzar en el camino de nuestra cuestionada democracia  y poder  superar juntos los nuevos retos de la nación.

“Nuestros grandes  rezagos, nuestros  lacerantes  contrastes y nuestras profundas desigualdades económicas y sociales, no tendrán solución si  no cambiamos el enfoque.

 “No es con el favor  a los de siempre como vamos a superar  la crisis. Necesitamos sensibilizarnos, de que el reto es alcanzar un México para todos.

“De lo contrario todos tendremos que lamentar esta omisión.”

Expuso así su inquietud, que es de todo México, en  el Décimo Noveno Aniversario de la Revista Proyección Económica 2020, celebrado en  el Palacio de Bellas Artes que ha visto transcurrir la historia a través de las más relevantes manifestaciones sociales, políticas y culturales de nuestro país..    

Tuvo vigor su director general, también presidente del Instituto Mexicano de Ciencias y Humanidades, maestro Raúl Gómez Espinosa, al decir, a secas, la verdad. Lo que nos sucede:

“Hoy es tiempo de admitir que desde hace décadas México no avanza; la concentración y la corrupción sólo han generado más pobreza, más violencia, menos crecimiento económico y un enorme descontento social.

Urgió:

 “Necesitamos recuperar el camino hacia el desarrollo y la igualdad:            
                                               
“Reconocer que  no ha funcionado el modelo económico que se ha seguido durante las últimas décadas, por lo que se requiere cambiarlo.

Y le sobra razón el economista y licenciado en periodismo porque es cierto que las prioridades no pueden ser los equilibrios macroeconómicos, mientras  más de 60 millones de mexicanos se debaten en la pobreza y 20 millones en la indigencia total.

Sí. Queremos un México donde se viva en paz, sin los niveles alarmantes de violencia en los que estamos inmersos. Un país donde se pueda transitar con seguridad por todos los caminos del territorio nacional, en que predomine el Estado de derecho.

“Y que el sistema de justicia funcione de manera expedita y equitativa para todos.

“En cambio no queremos que en el país prevalezca la zozobra, el temor y la incertidumbre y  que el ejercicio de la actividad periodística se realice sin el riesgo de ser agredido o eliminado, como en los últimos años.

“Ni la autocensura como medio de sobrevivencia. Porque no es aceptable en ninguna sociedad que se diga democrática y mantenga un número tan elevado de agresiones contra comunicadores y medios, incluso por encima de naciones que viven en conflicto bélico.”

Demandó  de  los periodistas  contar con las condiciones mínimas de seguridad para informar libremente de todo lo que está afectando a la sociedad mexicana, sin el temor de ser agredidos.

Agradeció Gómez Espinosa  la  asistencia de su cofrade  don José Narro Robles, secretario de Salud, un crisol  de moralidad en medio de la tormenta, conocedor profundo de la realidad  nacional   y  comprometido con el México al que todos aspiramos

A la maestra María Cristina García Cepeda, secretaria de Cultura, por su siempre fraternal apoyo al gremio periodístico.

Y la presencia de don Roberto Calleja Ortega, representante personal del presidente Enrique Peña Nieto.

Destacó la presencia de Adrián Alanís Quiñones, secretario general de Gobierno del Estado de Durango; de Clemente Cámara, presidente de la Asociación de la Publicidad.

Subrayó a los colegas periodistas, dirigentes de las organizaciones gremiales más importantes del país: José Luis Uribe. Actual rector del respetado y respetuoso Club Primera Plana, don Teodoro Rentería Arróyave, presidente del Colegio Nacional de Licenciados en  Periodismo. Rosalía B. Sánchez, presidenta de la Asociación Nacional de Locutores y  de Hilda Luisa Valdemar y Lima, presidenta de la Asociación de Periodistas y Escritoras de Puebla.

Como compañeros de luchas gremiales, siempre solidarias.                                                                                                   

No tenemos la menor duda, como dice Gómez Espinosa:  
                        
 “Sin medios de comunicación libres, tendremos una democracia fallida. Las libertades de prensa y expresión son la piedra angular de las sociedades democráticas y uno de los componentes claves de la gobernabilidad.”

       craveloygalindo@gmail.com

SOR JUANA INES DE LA CRUZ

03 de noviembre de 2017


Carlos Ravelo Galindo, afirma:

No hay muerto malo. Los vivos lo son. De quien debemos cuidarnos. Y más en éstas fechas. Nos dice doña María Luisa. Hablemos mejor de una ya fallecida, pero que sigue vigente.

Estamos seguros que esta breve historia de Sor Juana Inés de la Cruz, como a nosotros, les cautivará. Así como un poema, al final. (Juana Inés de Asbaje y Ramírez. Nace en San Miguel de Nepantla, actual Estado de México, en 1651. Y fallece en la Ciudad de México, en 1695. A los cuarenta y cuatro años) Es la escritora mexicana, la mayor figura de las letras hispanoamericanas del siglo XVII.

La influencia del barroco español, visible en su producción lírica y dramática, no llegó a oscurecer la profunda originalidad de su obra. Su espíritu inquieto y su afán de saber la llevaron a enfrentarse con los convencionalismos de su tiempo, que no veían con buenos ojos que una mujer manifestara curiosidad intelectual e independencia de pensamiento.

Niña prodigio, aprendió a leer y escribir a los tres años, y a los ocho escribió su primera loa. En 1659 se trasladó con su familia a la capital mexicana. Admirada por su talento y precocidad, a los catorce fue dama de honor de Leonor Carreto, esposa del virrey Antonio Sebastián de Toledo.

Apadrinada por los marqueses de Mancera, brilló en la corte virreinal de Nueva España por su erudición, su viva inteligencia y su habilidad versificadora Pese a la fama de que gozaba, en 1667 ingresó en un convento de las carmelitas descalzas de México y permaneció en él cuatro meses, al cabo de los cuales lo abandonó por problemas de salud. Dos años más tarde entró en un convento de la Orden de San Jerónimo, esta vez definitivamente.

Dada su escasa vocación religiosa, parece que Sor Juana Inés de la Cruz prefirió el convento al matrimonio. Seguir en el gozo de sus aficiones intelectuales: «Vivir sola... no tener ocupación alguna obligatoria que embarazase la libertad de mi estudio, ni rumor de comunidad que impidiese el sosegado silencio de mis libros», escribió.

Su celda se convirtió en punto de reunión de poetas e intelectuales, como Carlos de Sigüenza y Góngora, pariente y admirador del poeta cordobés Luis de Góngora (cuya obra introdujo en el virreinato). Y también del nuevo virrey, Tomás Antonio de la Cerda, marqués de la Laguna, y de su esposa, Luisa Manrique de Lara, condesa de Paredes, con quien le unió una profunda amistad.

En su celda también llevó a cabo experimentos científicos, reunió una nutrida biblioteca, compuso obras musicales y escribió una extensa obra que abarcó diferentes géneros, desde la poesía y el teatro (en los que se aprecia, respectivamente, la influencia de Luis de Góngora y Calderón de la Barca), hasta opúsculos filosóficos y estudios musicales.

Perdida gran parte de esta obra, entre los escritos en prosa que se conservan está la Respuesta a Sor Filotea de la Cruz. Explicamos: El obispo de Puebla, Manuel Fernández de la Cruz, había publicado en 1690 una obra de Sor Juana Inés, la Carta athenagórica, en la que la religiosa hacía una dura crítica al «sermón del Mandato» del jesuita portugués Antonio Vieira sobre las «finezas de Cristo».

El l obispo había añadido a la obra una «Carta de Sor Filotea de la Cruz», es decir, un texto escrito por él mismo bajo ese pseudónimo en el que, sin desconocer talento de Sor Juana Inés, le recomendaba que se dedicara a la vida monástica, más acorde con su condición de monja y mujer, antes que a la reflexión teológica, ejercicio reservado a los hombres.

En la Respuesta a Sor Filotea de la Cruz (es decir, al obispo de Puebla), Sor Juana Inés de la Cruz da cuenta de su vida y reivindica el derecho de las mujeres al aprendizaje, pues el conocimiento «no sólo les es lícito, sino muy provechoso». La Respuesta es además una bella muestra de su prosa y contiene abundantes datos biográficos, a través de los cuales podemos concretar muchos rasgos psicológicos de la ilustre religiosa. Pero, a pesar de la contundencia de su réplica, la crítica del

obispo de Puebla la afectó profundamente; tanto que, poco después, Sor Juana Inés de la Cruz vendió su biblioteca y todo cuanto poseía, destinó lo obtenido a beneficencia y se consagró por completo a la vida religiosa.

Redondillas

(Una redondilla es una palabra que se deriva de la palabra castellana “redondo”. En la poesía, las redondillas son una serie de estrofas que contienen cuartetas octosílabas (versos de arte menor, de ocho sílabas) con el esquema de rima abba, también llamada rima abrazo)

Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis: si con ansia sin igual solicitáis su desdén, ¿por qué queréis que obren bien si las incitáis al mal? Cambatís su resistencia y luego, con gravedad, decís que fue liviandad lo que hizo la diligencia. Parecer quiere el denuedo de vuestro parecer loco el niño que pone el coco y luego le tiene miedo.

Queréis, con presunción necia, hallar a la que buscáis, para pretendida, Thais, y en la posesión, Lucrecia. ¿Qué humor puede ser más raro que el que, falto de consejo, él mismo empaña el espejo, y siente que no esté claro? Con el favor y desdén tenéis condición igual, quejándoos, si os tratan mal, burlándoos, si os quieren bien. Siempre tan necios andáis que, con desigual nivel, a una culpáis por cruel y a otra por fácil culpáis.

¿Pues cómo ha de estar templada la que vuestro amor pretende, si la que es ingrata, ofende, y la que es fácil, enfada? Más, entre el enfado y pena que vuestro gusto refiere, bien haya la que no os quiere y quejaos en hora buena. Dan vuestras amantes penas a sus libertades alas, y después de hacerlas malas las queréis hallar muy buenas. ¿Cuál mayor culpa ha tenido en una pasión errada: la que cae

de rogada, o el que ruega de caído? ¿O cuál es más de culpar, aunque cualquiera mal haga: la que peca por la paga, o el que paga por pecar? Pues ¿para qué os espantáis de la culpa que tenéis? Queredlas cual las hacéis o hacedlas cual las buscáis. Dejad de solicitar, y después, con más razón, acusaréis la afición de la que os fuere a rogar. Bien con muchas armas fundo que lidia vuestra arrogancia, pues en promesa e instancia juntáis diablo, carne y mundo.

Esto nos dejan los muertos, añadiríamos.

Craveloygalindo@gmail.com


CAMINO DE MUERTOS

02 de noviembre de 2017

            Carlos Ravelo Galindo, afirma:

            Hoy, justamente en el día de los santos, antes del día de los muertos, es necesario pensar un poco en la esperanza. Esta esperanza, decimos, que nos acompaña en la vida.

             Desde la  niñez fuimos  aficionados a la lectura y todo libro era devorado rápidamente. La lectura significo introducirnos  en otra dimensión, en un mundo fantástico y viajar conforme avanzaba en las páginas como parte del grupo de protagonistas y dentro de los sucesos de las aventuras o cuentos que leíamos.

             Era otro tiempo. Solo se escuchaba la radio, la que con determinados programas, exaltaba la imaginación.

            Con los libros era otra cosa, te introducías al mundo de la fantasía y tu mente divagaba con libre albedrio, por este mundo terreno o por el espacio según el autor.

             Rápidamente te aficionabas a un género literario y a determinados autores.

            Disfruta uno con el médico Fernando Calderón Ramírez de Aguilar. Sobre todo cuando aborda temas que ilustran y lo compartimos, como ahora.

            Ese tipo de lectura, coincidimos,  te proporcionaba una felicidad inaudita y cada vez querías más y más historias que leer. Ahora en edad avanzada  recordamos,  haber ido a visitar los sepulcros en la ciudad de Paris, donde yacen los restos mortales y, el espiritu, de quienes escribieron esos libros y esa música que  dio cultura y felicidad.

            Nos recuerda que hoy cuando los cementerios del mundo están casi por desaparecer en razón de que a la humanidad, no le importan los muertos, recordamos bien lo que dijo Cristo: “Dejad que los muertos entierren a sus muertos y seguidme”, excelente máxima del cristianismo, sin embargo  difícil de seguir.

            En  el barrio de Montparnasse, en el boulevard Edgar Quinet  en el numero 3 está aún  el famoso cementerio de Montparnasse.  Alberga una multitud de personajes famosos que según los cuidadores y sepultureros los  han convertido en lugares turísticos.

          Al entrar te invade una sensación de respeto por cada tumba .Y grandes sorpresas al leer tantos nombres de gente ilustre. Maurice Leblanc, autor de Arsenio Lupin. Guy de Maupassant  autor del Horla y Bola de Sebo. Charles Baudelaire, Susan Sontang.

            Está  el pequeñísimo y sencillo mausoleo de Don Porfirio Díaz Mori. Y de otro mexicano que debió de haber recibido el premio nobel y que la academia sueca se lo negó: Carlos Fuentes autor de la silla del águila y otros muchos más.

            También  el sepulcro de Marguerite Duras, mas allá la tumba de Camille Saint Sáenz músico brillante autor del Cisne Y la de Cesar Vallejo poeta Peruano.  Tzara Tristan autor del Dadaísmo.   Proudhon,  brillante filósofo. Bruno Cremer que personalizo al comisario Maigret, personaje de George Simenon.

            A Julio Ruelas Pintor, ilustrador del modernismo Mexicano autor de obras fantasmagóricas. La tumba del cirujano de Napoleón el inmortal Lisfranc. Del editor Hachette a quien debemos la impresión de múltiples obras.

            También  al sociólogo Emile Durkheim y aquel que produjo todo un escándalo,  el famoso Dreyfus, y  a quien defendieron y salvaron grandes escritores.

            Todos ellos te dieron y ayudaron a tu formación.

            En  la Rué du Repos en el numero 16 está famoso cementerio fundado por el padre Lachaise, jesuita confesor personal de Luis XIV durante 30 años  el extraordinario campo santo que lleva su nombre, cementerio de Pere Lachaise.  

            Los Parisinos en la actualidad van ahí a relajarse, a leer y descansar entre su arboleda, pero tu que haces camino al andar entraras por la gran puerta Al iniciar el recorrido encontraras los nombres de los mas importantes músicos , filósofos, cantantes, literatos de tiempo atrás.

            Al inicio del lado derecho en unas tumbas especiales se encuentra el iniciador de la generación de banqueros, los Rothschild en Francia.

            Llama la atención la tumba de Abelardo y Eloísa los grandes y sufridos amantes de la literatura francesa, mas adelante Miguel Asturias escritor Guatemalteco, novelista de realismo puro, expulsado por motivos políticos de su patria. Murió en Paris

             Está la tumba de Pierre Bourdieu, gran representante de la sociología contemporánea. El amante de George Sand, pseudónimo de Amantine Aurore Lucien Lupin baronesa de Dudevant.

            El del gran músico polaco Federico Chopin. Llama la atención que su cuerpo ahí yace, pero su corazón esta en su ciudad natal, amor de su vida, Polonia. Pidió  que estuviera en la iglesia de Santa Cruz de Varsovia.  La de Honore de Balzac quien escribió la inolvidable y extraordinaria Comedia Humana.  Papa Goriot , Eugenia Grandet y no hay que olvidar que en la intersección de los bulevares de Raspail y  Montparnasse hay su figura monumental hecha por Augusto Rodin.

            Oscar Wilde del cual llama la atención un Ángel monumental, con las alas extendidas hacia atrás,  con un miembro viril. Y como causaba molestia al encargado del cementerio, aquél  con un martillo lo golpeo hasta desprenderlo. Hoy lo tiene como pisa papel en su escritorio.

            Wilde homosexual fue detenido y encarcelado por petición del padre de su pupilo. Durante su cautiverio escribe el famoso, De Profundis, obras como sus cuentos El Ruiseñor y la Rosa, El Príncipe Feliz, y el Gigante Egoísta.

            Está la tumba de la genial cantante Edith Piaf cuyo nombre real era Edith Giovanna Gassion. Recordamos el Himno al amor , asi como la de Non, Je Ne Regrette Rien o Mon Legionnaire .

             La del autor de la ópera Carmen, George Bizet, del toreador. De otro músico y cantante ítalo francés Ives Montand junto a la artista Simon Signoret.

            Está el hipogeo de Jules Michelet que escribió la extraordinaria obra sobre la revolución francesa. Como  los restos de Samuel Hahnemann inventor de la Homeopatía  y  cerca están los restos de fabuloso físico- químico Gay Lussac conocido por su contribución a las leyes de los gases.

            Confiesa don Fernando que en  una tumba en muy mal estado vio que se trataba de alguien muy especial sobre todo porque es  médico cirujano.  Es el santuario en donde reposaban los restos nada mas ni nada menos que de Claudio Bernard.

            Fue uno de los fisiólogos que aportaron grandes conocimientos a la medicina, como la función del páncreas en la digestión, la función glucogénica del hígado.

             El mecanismo de acción del curare y de los anestésicos, varias funciones del sistema nervioso y sobre todo el valioso concepto de la homeostasis,  un mecanismo que actúa siempre en retroalimentación negativa para controlar las funciones del organismo, como en control del alza de glucosa, el incremento de la presión arterial.

            Está la sepultura del autor de en busca del tiempo perdido de lo cual destaco la parte correspondiente a por “El camino de Swan”, Marcel Proust.  Del eminente Fernando de Lesseps quien realizo las obras del canal de Suez.

             Eugene Pottier, autor de la letra de la Internacional que cantan los obreros de todos los países Y la tumba de Modigliani y la de Camile Pissarro famoso impresionista, mas adelante la tumba de Gustavo Le Bon  eminente psicólogo social al que no se le ha hecho justicia suficiente en sus aportaciones a la psicosociología.

            Isidora Duncan, estupenda bailarina y coreógrafa estadounidense creadora de la danza moderna, allí reposan sus restos. También  los de Augusto Comte padre del positivismo y considerado el creador de la sociología. Adelante descansa Jean de  La Fontaine del siglo de oro francés.

            Está  la tumba de Joaquín Napoleón Murat mariscal y cuñado del emperador, Napoleón, enfrente  está también el sitio en donde descansan los restos de Champolion, brillante egiptólogo que descifro los jeroglíficos Egipcios.

            En el Columbario se observa el sitio en donde se colocó la urna de María Callas en un sótano anegado por  agua maloliente  de la que fue robada y encontrada a los dos días y sus cenizas esparcidos en el mar Egeo.

            También la tumba de Jim Morrison,  miembro de los Doors, es muy visitada por sus admiradores.

             Don Fernando insiste en charlar más sobre el  tema, pero con ironía le suplicamos no hablar de más. Y recordamos  entonces la frase del colega Octavio Raziel García, muy oportuna este día de difuntos:

            “Cadáver  el de Benito Juárez. Los demás son pinches muertos”

            craveloygalindo@gmail.com      

El contenido de los artículos es responsabilidad exclusiva de los autores. Todos los derechos están reservados.
Queda prohibida la reproducción parcial o total del material publicado.
 Reportajes Metropolitanos - Derechos Reservados © 2006  www.reportajesmetroplitanos.com.mx