EN LAS NUBES
Inicio / Las Ultimas / Internacionales | Economìa | Policìa | Ciencia y Tecnología | Personajes y Entrevista | Invitadas/ Denuncia Ciudadana |






 
LA CASADA INFIEL
23 de marzo de 2017

      

        Carlos Ravelo Galindo, afirma:

         Es cierto, todos caminan. Pero pocos dejan huella. Digo.

         La poesía es un don de la vida. Y más de la naturaleza, añadimos. Presentamos, ufanos, La casada infiel  de Federico García Lorca y otra más.

         “Y que yo me la lleve al río creyendo que era mozuela, pero tenía marido. Fue la noche de Santiago y casi por compromiso.

          Se apagaron los faroles y se encendieron los grillos.

          En las últimas esquinas toqué sus pechos dormidos,  y se me abrieron de pronto como ramos de jacintos.

          El almidón de su enagua me  sonaba en el oído, como una pieza de seda rasgada por diez cuchillos

         Sin luz de plata en sus copas los árboles han crecido, y un horizonte de perros ladra muy lejos del río.

         Pasadas las zarzamoras, los juncos y los espinos, bajo su mata de pelo hice un hoyo sobre el limo. Yo me quité la corbata. Ella se quitó el vestido. Yo el cinturón con revólver Ella sus cuatro corpiños.

          Ni nardos ni caracolas tienen el cutis tan fino, ni los cristales con luna relumbran con ese brillo. Sus muslos se me escapaban como peces sorprendidos, la mitad llenos de lumbre, la mitad llenos de frío.         Aquella noche corrí el mejor de los caminos, montado en potra de nácar sin bridas y sin estribos.

          No quiero decir, por hombre, las cosas que ella me dijo. La luz del entendimiento me hace ser muy comedido.

         Sucia de besos y arena, yo me la lleve del río.

          Con el aire se batían las espadas de los lirios . Me porté como quien soy. Como un gitano legítimo. Le regalé un costurero grande de raso pajizo, y no quise enamorarme porque teniendo marido me dijo que era mozuela cuando la llevaba al río”.

                                Muerto de amor.

         “¿Qué es aquello que reluce por los altos corredores?

         Cierra la puerta, hijo mío, acaban de dar las once. En mis ojos, sin querer, relumbran cuatro faroles.

          Será que la gente aquella estará fregando el cobre. Ajo de agónica plata la luna menguante, pone cabelleras amarillas a las amarillas  torres.

          La noche llama temblando al cristal de los balcones, perseguida por los mil perros que no la conocen, y un olor de vino y ámbar viene de los corredores. Brisas de caña mojada y rumor de viejas voces, resonaban por el arco roto de la media noche. Bueyes y rosas dormían.

          Sólo por los corredores las cuatro luces clamaban con el furor de San Jorge. Tristes mujeres del valle bajaban su sangre de hombre, tranquila de flor cortada y amarga de muslo joven. Viejas mujeres del río lloraban al pie del monte, un minuto intransitable de cabelleras y nombres.

         Fachadas de cal, ponían cuadrada y blanca la noche. Serafines y gitanos tocaban acordeones. Madre, cuando yo me muera, que se enteren los señores. Pon telegramas azules que vayan del Sur al Norte.

        Siete gritos, siete sangres, siete adormideras dobles,

Quebraron  opacas lunas en los oscuros salones. Lleno de manos cortadas y coronitas de flores, el mar de los juramentos resonaba, no sé dónde.

        Y el cielo daba portazos al brusco rumor del bosque,  mientras clamaban las luces en los altos corredores.Sólo por los corredores las cuatro luces clamaban con el furor de San Jorge.

        Tristes mujeres del valle bajaban su sangre de hombre, tranquila de flor cortada y amarga de muslo joven. Viejas mujeres del río lloraban al pie del monte, un minuto intransitable de cabelleras y nombres.

          Fachadas de cal, ponían cuadrada y blanca la noche. Serafines y gitanos tocaban acordeones. Madre, cuando yo me muera, que se enteren los señores.

          Pon telegramas azules que vayan del Sur al Norte. Siete gritos, siete sangres, siete adormideras dobles, quebraron opacas lunas en los oscuros salones.
 
        Lleno de manos cortadas y coronitas de flores, el mar de los juramentos resonaba, no sé dónde.

       Y el cielo daba portazos al brusco rumor del bosque, mientras clamaban las luces en los altos corredores”.

         Hay otros, también bellos. Y de otros bardos, digo.  En breve, como postre.

                craveloygalindo@gmail.com

POR UNA CAMISETA. QUE PENA
22 de marzo de 2017

      

         Carlos Ravelo Galindo, afirma:

          Pero antes una advertencia:

         Totalmente de acuerdo en que los periodistas somos periodistas. Los que se aprovechan de un medio de difusión para delinquir, son simples delincuentes.

         Añadiríamos con la frente en alto: No ahora. Desde siempre. Aún tenemos memoria. Y sabemos quiénes son.

         Confirmo que las lecciones de vida y las palabras sabias siempre serán bienvenidas.

          Doña Rosa Chávez Cárdenas, médica, doctora, escritora, periodista y poeta, nos comparte un gran trabajo.

         Nos dice que la iniciativa de celebrar el día Mundial del Riñón, en el mes de marzo, surgió en el 2006 con el objetivo de concientizar y promover la salud renal a partir de la prevención.

          El 10 por ciento de la población mundial padece enfermedades renales. Y se pronostica que en el 2030 la población con enfermedad renal terminal se duplicará a 5.4 millones.

         Entre los factores de riesgo se encuentran: la obesidad, diabetes, hipertensión, el abuso de antibióticos, la automedicación y la herencia.

         Pero los riñones también con las sobresaltos enferman.  Se presenta después de un accidente o de una situación traumática en la que se estuvo al borde de la muerte, también afectan las emociones negativas como el odio y el resentimiento.

         Los riñones filtran 200 litros de sangre al día, producen dos litros de orina, balancea el pH ( sic), eliminan el sodio y regulan la presión arterial.

          En los diabéticos los riñones enfrentan la batalla de la acidez y se ven tan afectados que terminan por deteriorar la calidad de vida del diabético. 

         Dice doña Rosa  que los objetivos del Día Mundial del Riñón son: impulsar un estilo de vida saludable. Fomentar la cultura de la donación para el trasplante renal. Prevenir las enfermedades renales, la detección temprana de la enfermedad y concientizar a la población sobre los factores de riesgo.

         Para la Fundación Carlos Slim, la prevención de las enfermedades crónicas es una prioridad. Para ello creó el programa “CASALUD”  un modelo integral que busca solucionar los retos más apremiantes en materia de salud en México.

          Para tal fin se estableció un protocolo de tamizaje  de cinco factores de riesgo: peso, presión arterial, glucosa, colesterol y la función renal.

         Qué paradoja, dice ella,  ni el hombre más rico del mundo puede con una enfermedad renal terminal. Y nos explica que en la familia de su esposa, Soumaya  Domit, se padece un padecimiento renal hereditario. Ella falleció a los 50 años a causa de una insuficiencia renal, un mal crónico hereditario.

         Los últimos tres años que estuvo enferma fueron severos, en donde don Carlos Slim se dedicó a buscar doctores y a promover la investigación sobre la enfermedad que le arrancó la vida a la madre de sus hijos y esposa.

         Este mal aqueja a otros miembros de la familia Domit. Su suegro Antonio, y su cuñado Pedro, fallecieron también del padecimiento y Lilo, otra de las cuñadas, también recibió un riñón de su esposo. Su hijo menor, Pato, pasó por un trasplante donado por su hermano Carlos.

          En vida, Soumaya se preocupó por promover la cultura de donación de órganos.

         Y sobre otros casos nos platicó la doctora Castro, a los 14 años José Luis, así le llama, sin apellido,  acudió al médico por una leve molestia. El antibiótico recomendado le dañó ambos riñones, y años después de someterse a diálisis su padre le donó un riñón. Tres años después falleció.

         En otro caso que doña Rosa conoció, Juan Carlos acudió al hospital por una espinilla. A los pocos días regresó aquejado de molestias: un virus del hospital  le ocasionó septicemia, y las consecuencias fueron graves: Se paralizaron ambos riñones.

          Tiene un año en hemodiálisis tres veces a la semana. El l mes  entrante  será sometido a trasplante gracias al riñón de su hermano.

         Pide fomentar la cultura de la donación de órganos. Admitirlo, en la licencia de manejo y estar atento de que aparezca como donante, Hacerlo público a los parientes o dejar una carta notarial con su  intención de ser donador de órganos.

          A las familias de trasplantados, mi solidaridad. A  los médicos especialistas mi reconocimiento, concluye (rosachavez@hotmail.com)
         craveloygalindo@gmail.com

ESA DURA DICTADURA
21 de marzo de 2017

      

         Carlos Ravelo Galindo, afirma:

         Aún cuando la  edad nos quiera pasar  implacable su cuenta de cobro,  debemos  usar estrategias que nos proporcionen dignidad hasta el momento de la despedida.

         Hace algunos años hablamos de la vejez. Y ahora que acaban de pasar  enero y febrero  -desviejadero- nos lo recuerda un amigo.         Con algunos añadidos, hoy los enumeramos por consejo del mismo.

         Y le recordamos que a la vejez la llamamos “esa dura dictadura”

1.- Ahorre un poco para siempre ser independiente en lo económico. No precisa ser mucho, ni compromete el placer que el dinero puede dar, en razón de un tiempo mayor de envejecer, o  si muere antes.  

Una persona mayor no consume mucho, aparte de los medicamentos y el plan de salud. Probablemente, usted ya tiene todo, y más cosas sólo le darán trabajo.

         2. Pare también de preocuparse con  la situación financiera de hijos y nietos. No se sienta culpable de gastar en usted  mismo lo que es su  dinerito. Probablemente  ya les ofreció  lo que fue posible en la infancia y juventud, así como una buena educación. Por tanto, la responsabilidad ahora es de ellos.

         3. Ya no es época de sostener a nadie de su familia. Seamos un      poco egoísta, más no usureros. Tenga una vida saludable, sin          grandes     esfuerzos físicos. Haga gimnasia moderada,         aliméntese bien, pero sin  exagerar.

         4. Tenga su propia independencia, hasta cuando no haya peligro.

         5. Nada de estresarse por poca cosa.  En la vida toda pasa, sean     los buenos momentos, que deben ser recordados, sean los      malos,  que  deben ser rápidamente olvidados.

         6. Mantenga vivo el amor siempre (independiente de la edad) con su  compañera. El amor verdadero rejuvenece. Cuidado con las “chicas” que están por ahí, y un madurito (aún de clase media), es siempre una garantía de buen futuro, para ellas.  

         7. Esté a todo momento limpio, tome un baño diario. Seamos vanidosos.

          8. Nada de ser muy moderno, intente ser clásico. Es triste ver  gente mayor con peinados y atuendos hechos para jovencitos. Como hace el “Werito” del norte.

         9. Lea libros y periódicos, oiga radio ( como ella) o  vea buenos        programas  ¿  en          la TV, llame  a los amigos. Manténgase          siempre actualizado sobre todo.

         10. Respete la opinión de los jóvenes, ellos pueden a veces estar errados, pero deben ser respetados.

         11. No use jamás la expresión “en mis tiempos”, pues  su tiempo      es hoy.

         12. Sea dueño de su casa, por más simple que ella pueda ser, pero por lo menos ahí es usted quien manda. O ella, que es lo mismo. Y, si puede, pese a la molesta mudanza, cambie su morada por otra mejor ubicada. Con paisaje.

         13. No caiga en la tontería de vivir con los hijos, o los nietos.   Sólo tome esta decisión de vez en cuando, por unos días. Vaya como invitado.

         14. Si ha quedado solo, un buen hogar geriátrico tampoco debe ser descartado y puede hasta ser bien divertido. Podremos  convivir con  otra gente de nuestra  generación. Pero lo más importante, no dar trabajo a nadie.

         15. Cultive un “hobby” sea caminar, cocinar, leer, danzar, cuidar       de plantas, jugar cartas, pintar,  ser voluntario,  o coleccionar   algo. Haga  lo que le gusta y  sus recursos  se lo permitan.

         16.  Acepte todas las invitaciones de bautizo, cumpleaños, casamiento,  conferencias. Vayamos  a museos, al campo. Lo importante es salir de casa por un rato. Pero...Si no lo invitan, porque a veces no se puede, no se disguste.

         17. Hable poco y oiga más, pues su vida y su pasado sólo       interesan a usted mismo. Si alguien le pregunta sobre esos      asuntos, sea breve y procure hablar cosas buenas y agradables.        Jamás se lamente de algo. Hable en un tono bajo y  con          cortesía. No critique nada, acepte la situación como es. Todo es          pasajero. Recuerde que ya casi vuelve a su casa y a su rutina.

         18. Los dolores y las molestias estarán siempre presentes, no las vuelva más problemáticas de lo que son. Hablemos poco, lo normal,  sobre ellas. Trate de minimizarlas, al final, ellas lo afectan solamente a usted y son problemas  suyos y de sus médicos.

         19. No permanezca  tan apegado a la religión después de viejo.        Recemos, claro, lo acostumbrado. No imploremos  todo el tiempo    como un fanático.  Nuestros pedidos, acaso en breve,     podremos hacerlos  personalmente.  
   
         20. Ría, ría mucho, ría de todo. Somos suertudos al  tener una vida, una larga vida, y  la ida será solamente una nueva etapa incierta, así como fue incierta toda  su vida.

         21. Si alguien nos  dice que ahora no hacemos  nada de          importancia, no se preocupe. Lo más importante ya  fue hecho.       Bien o mal, es historia.

         A la vejez recordamos lo que dice Mario Benedetti:

          “No te rindas, por favor no cedas aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se calle el viento,
          Aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños, porque cada día es un comienzo nuevo, porque ésta es la hora y el mejor momento”.

         Es totalmente cierto que todos estamos de visita en este momento y lugar. Vinimos de paso para observar, aprender, crecer, amar y después...Volver a nuestro lugar de origen.

         “Esa dura dictadura…”

         craveloygalindo@gmil.com

PAIS DE MENTIRAS
20 de marzo de 2017

 


         Carlos Ravelo Galindo, afirma:

         Acababa de concluir la lectura de dos espléndidas escritoras. Doña Sara Sefchovich, investigadora de la Unam. Y la doctora María de Lourdes Valdez de Fromow, presidenta de los colonos de La Florida, en Naucalpan. Una sobre el estado mexicano. Y la otra relativo al género femenino.

         Lo comentamos con otra dama, tan culta como ellas, la pedagoga doña María Eugenia Cruz Rivero de Ríos, que al enterarla de los temas, acertó a decir:

         “Las lecciones de vida y las palabras sabias, siempre serán bienvenidas”. Pero fue más allá y reconoció que “La vida, tu vida, será mejor con un poco de sabiduría”.

         La  catedrática Sara ayer en El Universal  nos informa que según los estudiosos, una nación solamente existe  si se respeta la ley. Si las instituciones funcionan y si el Estado tiene el monopolio  del uso de la violencia. Y que los dirigentes tomen decisiones adecuadas.

         Nada eso, nos dice doña Sara, tenemos aquí, por más que se finja que somos un país moderno que sí lo tiene.

         Lo anterior nos lleva a una triste conclusión: que nuestro problema no son los vecinos del norte, por más que queremos echarles la culpa. Somos nosotros mismos y lo que hemos hecho de nuestro país.

         Y expone razones:

         Qué podemos decir de nosotros cuando durante seis años está en el poder un Javier Duarte que roba sin límite. Cuando año con año la Auditoría Superior de la federación demuestra irregularidades y desaparición de dinero y no pasa nada. Cuando el investigador Leonardo González documenta las situaciones presupuestarias que encubren transas en absolutamente todo.

         (Esto viene en su libro “País de Mentiras”, publicado hace casi una década. No ayer)

         Es  cierto también que hay países que construyen instituciones que estimulan el crecimiento económico y otros, como el nuestro que son predatorios  y lo impiden o incluso lo paralizan.

         Coincidimos con ella. La alabamos por su sinceridad. Y nos atreveríamos afirmar que no debemos perder el tiempo en golpear una pared. Porque, insistimos, no la convertirás en puerta.

         Doña María de Lourdes, considera que la principal liberación de la mujer es de sí misma. De su temor a ser libre y o a fallar de su comodina posición de pasividad que solo se deja conducir y mantener. De su inactividad mental. No duda que la vida es lucha continua y el triunfar fortalece.

         Nos ofrece una serie de ejemplos, que nos reconforta darlos a conocer, Por ejemplo que en lo femenino es:

         La matriarcada, quien guía a la manada a las aguadas y a los pastizales.

         Es la abeja reina la que garantiza la supervivencia de su api-colonia.

         Es la hembra humana que observa su entorno, inventa la “coa” y asienta a su tribu.

         Es la matrona que cuida a su prole, resguarda de pautas y humanas conductas.

         Es la redundancia de dos gonosomas, la que en el inicio el fenotipo marca

         Y concluye que es lo femenino reservorio y fuente y guía de la vida de este planeta. Vaya es lo máximo. Y acaso, tenga la razón.

         Para hablar de la mujer, de su prominencia, realizó mesas redondas en la asociación que preside. En donde se llegó a la conclusión:

         “Para lograr la auto-realización y felicidad humana es imprescindible la igualdad en todos los órdenes de la vida, mujeres y varones. O sea, si yo estoy bien, tú estás bien”.

         Y, ahora, nos invita a leer uno de sus poemas que llama El tiempo y el humano anciano

         No. No es el tiempo es que se achica, el que se fuga, el que se va. No es el tiempo el que nos marca limites a rebasar, que inalcanzables parecen a nuestro afán de lograr.

         Las centrifugas pulsiones de galaxias y de estrellas, de planetas y cometas, identifican o ¿aceleran? Su tránsito a los confines de este Universo estelar.  Más su tiempo ¡no es el nuestro! Que el nuestro se cuantifica por aciertos y fracasos y deterioro en la faz, que aceptamos o nos mata, sin poderlo remediar.

         Somos pues solo nosotros, los ancianos del planeta quienes perdemos vigor, celeridad y eficiencia, lo que jóvenes tomaba diez minutos realizar, hoy le invertimos en tiempo cien por ciento y mucho más.

         Nuestro tiempo, inexorable cual enemigo taimado, nos destruye sin piedad y nuestra energía-materia y la dupla espacio-tiempo de nuestro ser, en su diáspora infinita al borde del Universo, su éxodo seguirán.

         Bien nos dice doña Maru, con su infinita bondad, que la oscuridad no expulsa a la obscuridad. Sólo la luz puede hacerlo.
         craveloygalindo@gmail.com

NUEVA ERA
17 de marzo de 2017

      

Carlos Ravelo Galindo, afirma                                                    

Cuando  leo que se asesinó a otro  periodista, quisiera ser analfabeta.  Pienso y  digo.  

Y ahora a la Nueva Era.                                                                      

Se le  exalta, se  especula  sobre ella, pero  en realidad: qué significa y cuáles las  repercusiones  que traerá consigo “La Nueva Era” en 2017.                                                                                                  

La Nueva Era, nos lo explica doña Rosa María Campos, escritora, poeta y periodista, es un proyecto que abarca la transformación del mundo contemporáneo tal y como lo conocemos ahora.                                                                                                                  

Para algunos es  el inicio de una etapa que rompe con los paradigmas de una civilización belicosa,  institucionalizada y racionalista, regida por las estructuras decadentes de piscis  para abrir paso a una forma de ser y de pensar diferente, bajo el modelo acuariano.                                                                                             
Para otros, el amanecer de la armonía y el entendimiento entre los hombres, basado en una sensibilidad que se  capta de la energía divina manifestada en la conciencia expandida de la nueva humanidad.                                                                                                      

Para entender mejor, insistimos,  debemos conocer los antecedentes:                                                                                            

La Nueva Era (NE) tiene orígenes poco claros, por ser  una corriente de pensamiento con influencias variadas, a la manera de un verdadero eclecticismo.                                                                           

Registra  la expresión Nueva Era  Alice Annie Bailey (1880-1949), ocultista inglesa, quién la manejó en algunas de sus obras como 'Discipulado en la Nueva Era” o 'La Educación en la Nueva Era”, también.                                                                                               

 La señora Bailey fue fundadora de la  asociación “Buena Voluntad Mundial” para  preparar a la humanidad a un cambio radical, impulsado por un Instructor Mundial.                                                 

Sin embargo, de hecho, el inició de  este movimiento ocurre en India, en el seno de la Sociedad Teosófica, fundada por Helena Petrovna Blavatsky (1831-1891)  cuyo meta fue  develar el  saber oculto sobre la verdad común a todas las religiones y el saber arcaico de la humanidad, con miras a la formación de una nueva religión mundial. Sus obras más reconocidas  son: “Isis Sin Velo” y “La Doctrina Secreta”, con fuerte influencia oriental.                                            

A su muerte, la sucede su discípula Annie Besant (1847-1933), cuya tarea primordial consistió en preparar el camino para la llegada del Instructor Mundial llamado Maitreya, el nuevo Buda, la reencarnación de Cristo y de Krishna. Misión que, en aquel tiempo,  se creyó correspondía  a un joven de origen braman Jiddu Krishnamurti (1895-1985), quién  con los años  se separo de los teósofos y declaró no ser el líder espiritual que ellos  esperaban.
        
El cuerpo doctrinal de la “NE” es complejo por  la mezcla de corrientes que  abastecen su filosofía: Esoterismo,  magia, hechicería, paganismo, budismo, hinduismo, ecología, astrología y espiritismo.                                                                                                 

También incluye su propia versión de asuntos científicos entre los que destacan la Sicología Transpersonal  y la física Cuántica.
 
Dentro  de esta corriente  se ha desarrollado un propio sistema cultural, que cuenta con  obras literarias  de poesía,  cuento,  novela. Ha incursionado en  el cine y la televisión y la  música que incluye sonidos de la naturaleza, ritmos monótonos y tiempos lentos que inducen a la meditación.
          
La Nueva Era  es también   un sincretismo  de filosofías que comparten algunas creencias dirigidas a revelar  el orden verdadero de la existencia.
           
Ideólogos de la  Nueva Era, por excelencia  son los escritores   Wilber, Stanislav Grof y Alan Watts, quienes, a su vez,  se  inspiraron en  los sicólogos existenciales como Abraham Maslow y Carl Rogers, Carl Gustav Jung y Erich Fromm.
        
La hipótesis de Gaia  o  la versión del biólogo inglés James Lovelok sobre la tierra es otra clave que permite entender la concepción de la Nueva Era.
           
Según Lovelok: “Nuestro planeta es un gran organismo vivo que recibe el nombre de una antigua deidad griega: Gaia,  quién vigila  que los diferentes organismos vivos  que integran el mundo colaboren en el mantenimiento de un equilibrio global”.
           
A la versión de Lovelok se le puede comparar con un programa de sistemas aplicados  a la Tierra, donde el sistema global y los subsistemas son  organismos vivos que  interactúan unos con otros. Hoy, esta es la bandera de los ecologistas.  
        
Los partidarios de  la “NE” sostienen que  la aplicación de la  ecología profunda y la sicología  transpersonal en  la cotidianidad de la vida, provocaran una espiral de la conciencia que nos llevará a obtener niveles superiores de conciencia.
        
Hasta aquí un paseo  introductorio a los orígenes del Movimiento de la Nueva Era  que naciera  en India y se estableciera en la California a partir  de los años 60. Movimiento  que ha  penetrado la estructura de nuestra sociedad, con una filosofía y una  nueva visión de la vida  marcadamente espiritual e integradora. Taca.campos@gmail 
         craveloygalindo@gmail.com

QUE BARBARIDAD
16 de marzo de 2017

      


         Carlos Ravelo, afirma

         De vez en cuando un chascarrillo, no político, cae bien. Hoy es ese día. Disfrútalo. Hasta el fin.

         Cuando la señora de la casa regresa temprano de un aburrido evento social, sus peticiones ponen al mayordomo en una posición muy incómoda.

         Resulta que un acomodado, para no decir rico, matrimonio, decide pasar fuera de casa una noche. Se lo comunican al ujier para que disfrute de un merecido descanso.

         No obstante, un contratiempo en la oficina del marido, obliga a la dama, sola,   regresar a casa.

         Encuentra, en efecto al sirviente, plácidamente sentado en el comedor.

          La señora le pide que la siga al dormitorio principal.  Cuando llegan, ella lo mira y sonríe.

          “Mario”, le dice. “¡Mi vestido!”

          Este lo hace con cuidado.

          Mario”, continua ella.  ”Mis medias y  la liga”. El obedece presto.

         Mario,” añade la señora. “Mi sujetador y mis bragas.”

          La tensión  crece en la habitación.

         Finalmente la señora, con voz  severa lo culmina:

          “Mario, si te veo otra vez con mi ropa puesta, estas despedido”.

         Como bien decimos al principio, no siempre todo lo político causa risa.

         craveloygalindo@gmail.com

CARLOS GARDEL, EL TANGO
15 de marzo de 2017

      


         Carlos Ravelo Galindo, afirma:

         Es cierto. Lo reitero: Todos caminaron. Pero pocos dejaron huella.

         Hay quien dice que era francés, otros que uruguayo y algunos aseguran que en realidad era argentino  y que se hizo pasar por emigrante para ocultar su origen humilde.

          En lo que sí hay unanimidad es que el "tango" se apellida 'Gardel'.

         Carlos Gardel fue cantante, compositor y actor de cine. Uno de los intérpretes más importantes de la primera mitad del siglo XX, que difundió el tango a nivel mundial.

         El tango es un lamento cantado, música nostálgica y desgarrada que, más allá del gran Gardel, personalmente nos  trae recuerdos de la infancia. Con mi padre, que siempre tarareaba  sus canciones. 

         Disfruta de la leyenda del tango hecha canción.  Esta es una. Pero hay muchas más. Ya las leéras.


   El día que me quieras.
Acaricia mi ensueño. El suave murmullo. De tu suspirar.
Como ríe la vida. Si tus ojos negros. Me quieren mirar.
Y si es mío el amparo. De tu risa leve. Que es como un cantar
Ella aquieta mi herida. Todo, todo se olvida
         El día que me quieras.
 La rosa que engalana,
Se vestirá de fiesta. Con su mejor color.
Y al viento las campanas.    Dirán que ya eres mía,
Y locas las fontanas. Se contaran su amor.
         La noche que me quieras
Desde el azul del cielo, Las estrellas celosas
Nos miraran pasar. Y un rayo misterioso
Hará nido en tu pelo, Luciérnagas curiosas que verán
Que eres mi consuelo.
         El día que me quieras.
No habrá más que armonía. Será clara la aurora
Y alegre el manantial. Traerá quieta la briza
Rumor de melodía. Y nos darán las fuentes
Su canto de cristal.
         El día que me quieras.
Endulzara sus cuerdas. El pájaro cantor.
Florecerá la vida. No existirá el dolor.
         La noche que me quieras.
Desde el azul del cielo, Las estrellas celosas
Nos miraran pasar. Y un rayo misterioso
Hará nido en tu pelo, Luciérnagas curiosas que verán
Que eres mi consuelo.

 Casi todos al oír una canción, nos basamos en la música. Ponemos poca atención en la poesía, el verso o la prosa. Hoy, esta vez sin armonía, por supuesto, presentamos la letra.

         Al analizarla encontramos belleza que era lo que manifestaba, en sus cantos, Carlos Gardel. No hay duda.
         craveloygalindo@gmail.com

ESCUCHA A PANCHO
12 de marzo de 2017

      

         Jesús Silva Herzog, fue un ciudadano mexicano justo. Honesto. Decente que enalteció al gobierno. Hoy nos pesa su fallecimiento. CRG

         Carlos Ravelo Galindo, afirma:

         Ya nos pasó a nosotros. Que no te pase lo que a mi amigo Francisco. Un mortal, no el Santo Padre, mi amigo también.

         Resulta que  Pancho, oculto su apellido,  se encontraba bien de salud, hasta que un día su mujer, a instancias de una amiga, le planteó:

         Amor, ya vas a cumplir 80  años, es tiempo de que te hagas una revisión médica.

         ¿Y para qué? si me siento muy bien-

         Por prevención, ahora cuando todavía te sientes joven-,

contestó su esposa.   

         Así que Pancho fue a consultar al médico, quien con buen criterio, le mandó hacer exámenes y análisis de todo.

         A los quince días el doctor le dijo que estaba bastante bien, pero que había algunos valores en los estudios que había que mejorar.

         Entonces le recetó Atorvastatina en grageas para el colesterol, Losartán para la hipertensión, Metformina para prevenir la diabetes y Loratadina para la alergia.

         Como los medicamentos eran muchos y había que proteger el estómago, le indicó Omeprazol y Diurético para evitar edemas.

         Pancho, fue a la farmacia y se gastó en medicamentos una parte importante de su jubilación.

         Al tiempo, como no lograba recordar si las pastillas verdes para la alergia, las debía tomar antes o después de las cápsulas para el estómago, y si las amarillas para el corazón, iban durante o al terminar las comidas, volvió al médico...

         Éste, luego de hacerle un pequeño fixture con las ingestas, lo notó un poco tenso y algo contracturado, por lo que le agregó  Alprazolam y Sucedal para dormir.

          Pancho, en lugar de estar mejor, cada día estaba peor.

         Tenía todos los remedios en el aparador de la cocina y casi  no salía de su casa, porque no pasaba momento en que no tuviera que tomar alguna pastilla.

         Con tan mala suerte que a los pocos días Pancho se resfrió y su mujer lo hizo acostar, pero esta vez, además del té de menta con canela, limón y miel, llamó al médico.

         Éste le dijo que no era nada, pero por prevención le recetó Tabsín cada 12 hrs y Sanigrip con Efedrina. Como empezó con taquicardia, el doctor le agregó Atenolol y un antibiótico, Amoxicilina de 1 gr. cada 12 horas por 10 días. Al cabo le salieron hongos y herpes y entonces le agregó Fluconazol con Zovirax.

         Para colmo, Pancho se puso a leer los prospectos de todos los medicamentos que tomaba y así se enteró de las contraindicaciones, las advertencias, las precauciones, las reacciones adversas, los efectos colaterales y las interacciones médicas.

         Todo lo que leía eran cosas terribles. No sólo podía morir, sino que además podía tener arritmias ventriculares, úlceras,
sangrado anormal, náuseas, hipertensión, insuficiencia renal, parálisis, cólicos abdominales, alteraciones mentales y una lista larga de más cosas espantosas.

         Asustadísimo, Pancho llamó al médico, quien al oírlo trató de tranquilizarlo asegurándole que no tenía que hacer caso de esa información que los laboratorios ponen nomás por poner.

         “Tranquilo, Don Pancho”, -no se alarme- le dijo el médico, mientras le hacía una nueva receta con Rivotril, un antidepresivo, más Sertralina de 100 mgs. Y como le habían empezado a doler las articulaciones le añadió Diclofenaco.

         Por ese tiempo, cada vez que Pancho cobraba la jubilación, más de la mitad se le iba a la farmacia.

         Tan mal se había puesto, que un día, haciéndole caso a los prospecto de los remedios, se murió.

         Al entierro fueron todos, pero el que más lloraba era el farmacéutico.

         Aún hoy, su esposa afirma que menos mal que lo mandó al médico a tiempo, porque si no, seguro que se hubiese muerto antes.

         Ah, sí Pancho simplemente hubiese comido   conejo, pollo sin piel, lechugas,  aceite de oliva, frutas, verduras de todos colores, sal en grano, nada de azúcar, un whisky, a las 13 horas, una copita de vino tinto y treinta minutos diarios de caminar, como lo hacía antes,  todavía estaría vivito.

raveloygalindo@gmail.com


DARTE UN ABRAZO
09 de marzo de 2017

      

         Carlos Ravelo Galindo, afirma:

         Cómo decirte, en pocas palabras, lo importante que es tu amistad para mí.

         Y en pocas palabras también, que  ésta amistad es para siempre.  Así, hoy, se lo dijo Ella a El.

          Si alguien está triste o molesto sentimos el impulso de abrazarle, pero en realidad no necesitas ninguna excusa especial para dar un abrazo. Y más si es mujer. Y mejor si la quieres.

          Después de todo cuando abrazas a alguien, recibes un abrazo de vuelta; así que, por qué perder una oportunidad tan maravillosa.      Un abrazo es el mejor regalo que una persona entrega y recibe.       Por ello, esto es todo lo que necesitas saber sobre los abrazos. Las verdades sobre los abrazos.

         Si alguien está triste o molesto sentimos el impulso de darle un abrazo, pero en realidad no necesitas ninguna excusa para hacerlo.         Un abrazo, lo repito con vehemencia,  es el mejor regalo que una persona puede entregar o recibir. Por qué perder una oportunidad tan maravillosa. Insisto. Sobre todo este día.  

         Un decálogo, como hoy se acostumbra, te lo explica.

         1. No hay abrazo malo. Todos son buenos y bien recibidos.
         2. A pesar de que son muy dulces,  los abrazos no engordan.
          3. Los abrazos son ciento por ciento naturales especialmente los que nacen del corazón.
         4. Sin conservadores ni colorantes.
         5 .Los abrazos no tienen colesterol y son todos reciclables
         6. No necesitan baterías, antenas o internet. Y son fáciles de transportar.
         7. Los abrazos están libres de impuestos. Cuantos más abrazos repartas, más generaras. Y son gratis.
         8. Recomendables en cualquier clima sobre todo en los días más fríos: proporcionan calor propio.
         9. Los abrazos son muy eficaces para tratar las pesadillas, la soledad, las enfermedades, la tristeza e incluso la depresión de los lunes.
         10. Hoy es un buen día para recibir y repartir abrazos.

         Te lo dice un experto.

         craveloygalindo@gmail.com


EL PROPOSITO
08 de marzo de 2017

      

         Carlos Ravelo Galindo, afirma:

         “Conservar la tierra, el agua y  atmósfera puras,   igual que   alma, mente  y corazón”,  diría Zoroastro o Zarathustra, nacido 26,700 años a de C.

         “Tierra, imagen mía, aunque  pareces tan impasible, amplia esférica. Sospecho ahora que eso no es todo; Sospecho ahora que hay en ti algo, susceptible de estallar. Que  no me  atrevo a expresarlo con  palabras, ni aun en estos Cantos”. Walt Whitman

          Existe un antiquísimo  sistema filosófico   que  puede   abrirnos  la puerta a  una forma  más respetuosa, amorosa  de  relacionarnos  con la madre tierra.

         Su nombre es, nos dice la escritora  Rosa María Campos: Zoroastrianismo, Mazdeísmo,  Parsismo, o Culto al Fuego,   cuya finalidad  es que  nos  acerquemos  y  comuniquemos  con el Sol  como Padre,   esencia espiritual del universo y  aprendamos  a  escuchar la voz de la Madre Tierra, para hacernos  con la totalidad de la creación.

         De  ahí  el  mensaje; “conservar la tierra, el agua y la atmósfera pura,   igual que  el alma, mente  y corazón”.

          Zoroastrianismo o “Culto al Fuego”,   es un ejemplo inspirador  para aprender cómo cada uno de nosotros puede  acercase  a la  Madre Naturaleza y  formar parte del  despertar del planeta. 

         Zoroastro o Zarathustra,  el  profeta fundador de esta filosofía como  sus   seguidores de ayer y   de hoy ,  reverencian  al  Sol, igual  que los  egipcios a Horus, su símbolo más venerado:  “porque el astro rey  todo  lo purifica sin contaminarse y es la mayor inteligencia  espiritual  conocedora  de  todos los secretos celestes”.

         Descendiente de  una familia real,  Zarathustra  nació   26,700 años A.C.  en  Persia. Su vida se desarrolló  en total compenetración  de  esa  cultura prehistórica  de un  Irán del Mediterráneo  y el  Mar Negro de  veranos leves,   cálidos,  e inviernos  crudos y  terribles.

         Se  cuenta, nos dice la poeta, filosofo y periodista Campos,   que por aquel entonces Zarathustra descubrió   la manera inteligente  de comunicarse   con el espíritu de sol y  de  la madre tierra,  junto con  sus   plantas,   animales,  rocas,  ríos. Y  con infinita  paciencia enseñaba   a sus devotos   el acatamiento y  respeto  que deberían fomentar y acrecentar   por  la madre  tierra.

         El profeta también  instruía a sus seguidores  sobre  el gran  amor  de   Gea   por  los labradores, sus hijos predilectos,   a quienes además de gratificar con sus cosechas les  trasmite  sus  poderosos secretos.  Que  se convertían  en bendiciones  para su familia.

         Zarathustra predicaba que la llamada muerte es el  océano de la vida,  en el  que recaen, una por una, las gotas  de agua más densas,   para  que  luego  el sol  las  haga subir  En las Nubes sobre el mar y  dancen en el cielo con sus trajes de vapor

         Un zoroastriano o parsis   no sepultan  a sus muertos, los conduce a una Torre del Silencio donde el sol, los animales y la lluvia  se encargan de purificar el cadáver.

         Además, los  parsis   dejan  en su testamento  una suma de dinero  destinada a que  parientes y amigos  organicen una fiesta  en su honor  después su muerte.

         Un zoroastriano   se regocija con la muerte,  porque su alma  quedará liberada de las transitorias  limitaciones  de la materia. No se identifica  con lo corruptible, ni  se ata a nada que ya  pasó. Está  convencido  que  con  nuestros pensamientos y sentimientos  esculpimos, a cada instante, una obra secreta y trascendental  que se  manifestará  cuando morimos.

         Esta creación   es  nuestra propia conciencia inmortal  que  más allá   de la existencia  física y transitoria exclamará:

         "Soy tu obra. Tu verdadero yo. Tú me esculpiste”. 
                                                                                          
         craveloygalindo@gmail.com

EL AGUA
03 de marzo de 2017

      

         Carlos Ravelo Galindo, afirma:

         Después del fuego, el principal destructor de los libros es el agua en dos de sus formas: liquida y gaseosa.  Miles de volúmenes se han ahogado literalmente en el mar.

         La anterior  frase nos la “receta” don Fernando Calderón, en la charla amena. Y nos cuenta del político Benjamin Disraeli  que platicó que en el año 1700, un inglés disfrazado de mandarín llamado Heer Dudde recorrió durante treinta años el celeste imperio Chino.

         Adquirió libros y  los envió a Europa. Desgraciadamente la nave en las que viajaban se fue a pique perdiéndose este gran tesoro.
          En la señorial Inglaterra era una sana costumbre tener grandes bibliotecas por parte de los ingleses adinerados.

         Desgraciadamente a la muerte del gran bibliófilo y coleccionista selecto, las bibliotecas se vendían al mejor postor casi siempre.
         Una de ellas la de Mrs. Edwards librero de Pall Mall que se compro en Venecia y se envío en tres barcos a Londres. Uno de esos buques fue atrapado por los piratas quienes al no encontrar algo de valor como oro o plata echaron todos los libros al mar, las otras dos escaparon y llegaron con su carga a la ciudad de Londres.

           El agua en forma de lluvia ha sido causa frecuente de daños irreparables. Afortunadamente las condiciones de humedad absoluta rara vez se dan en una librería. Cuando  ocurren resultan muy destructivas y si son prolongadas, la sustancia de papel  sucumbe ante su insalubre influencia y pudriéndolo todo.

         Al desaparecer la fibra   el papel queda reducido a una putrefacción blanca que se desmigaja y convierten en polvo en cuanto se la toca.

         Así sucedió en la ciudad de México cuando una de las más grandes librerías del fondo de Cultura, se anego durante un fuerte y prolongado aguacero, por un defecto aparentemente del techado. Se  pudo, ante el arreglo, evitar mayores daños a tiempo.

                    El agua en forma de vapor es gran enemigo de los libros. La humedad los daña tanto por dentro como por fuera. Por fuera aparece un moho blanco. Un  hongo que vegeta en los bordes de las hojas y en las uniones de la encuadernación. Se limpia fácilmente con un paño pero no puede evitarse la mancha que deja inexorablemente.

         En una biblioteca con ambiente cálido y totalmente seco, estas manchas nunca hubieran aparecido.

         Las bajas temperaturas y el frío no perjudican los libros siempre y cuando el clima sea seco. Los libros guardados en anaqueles requieren de ventilación para no producir moho. De  otra forma más vale no tener vidrio.

          Hablamos don Fernando y el que escribe del gas y el calor. 
              
          El gas produce un humo nocivo para los libros por lo que hay que expulsarlo rápidamente por medio, si es posible, de extractores o ventiladores.

            El calor en exceso perjudica el lomo de los libros. Se desmigajan al tocarlos. (Afortunadamente desde la aparición de la luz eléctrica se finiquitaron esos problemas sobre todo en las bibliotecas públicas. Solo persiste el problema de los calentadores en las épocas de frío).

          Si la biblioteca se encuentra cerca de una fábrica  o empresa que emita constantemente residuos de gas está condenada al fracaso por la contaminación.

           También el  polvo sobre los libros es muestra de abandono y eso presupone una destrucción aunque más lenta. Un borde superior y dorado es una excelente protección para los libros.

         Es una obligación del bibliotecario recibir y dar los libros  para evitar  el robo o la mutilación. Mantener los libros a su cuidado sin polvo y poseer un catálogo de las obras sumamente accesible para que el lector que las busca las encuentre y sea capaz de usarlas. Así mismo el saber donde se encuentra la obra seleccionada evitara el abandono.

         En  la actualidad no solo se buscan libros sino también artículos que se publican en revistan dedicadas a una especialidad y que se concentran en un Index. Es  obligación del bibliotecario conocer este Index de uso universal.

         La ignorancia y el fanatismo aunque no están  a la misma categoría que el agua y el fuego  son una gran destructora de libros.

          Durante la reforma religiosa fue tan fuerte el antagonismo de la gente frente a  cualquier cosa que recordara a la antigua idolatría de la Iglesia Romana, que se destruyeron  miles de libros sagrados o profanos que contuvieran capitulares iluminadas.

          Incapaces de leer, las turbas no podían discernir entre una novela y un salterio. Así los libros acabaron destruidos en  los hornos de las tahonas. Así sí sucedió con la biblioteca del Cardenal Mazarino.

           En Holanda existe una sociedad Ultramontana llamada Old Paper  y sancionada por los seis obispos de los países bajos. Su objetivo claro y notorio  es comprar y destruir, todos los periódicos, panfletos. Libros protestantes, liberales y católicos, cuyo valor se ofrece al Papa en Dinero 

         Desde luego esta sociedad es muy poco conocida  entre los protestantes, y hay muchos que incluso han negado su existencia. Pero pruebas conducentes han encontrado que solo un distrito ha recogido de este modo mil doscientas libras esterlinas en dos meses.

         Este trabajo cuenta con un enorme apoyo del clero católico.    En ningún país se han impreso más libros y destruido otros tantos como en Holanda.

          El Clero debe quedar incluido en los últimos años en la lista de biblioclastas.

          Para el  gusano o polilla de pequeño tamaño blanco  con brillo de plata su  hábitat natural son los libros, estos insectos hacen verdaderos túneles en los libros. Los agujeros son múltiples, varias decenas con los que destruyen el papel.

         Dada su voracidad se creó un tratamiento para que el  papel ahuyente  a parásitos, ya que les desagrada el caolín, los blanqueadores, el sulfato de bario y el yeso de Paris.

         Claro aún hay más. Pronto hablaremos de otros depredadores, además de los humanos.

         craveloygalindo@gmail


LA FLORIDA. VIENTO ACIAGOS
02 de marzo de 2017

      

         Carlos Ravelo Galindo, afirma:

         Sí, corren vientos aciagos en nuestra patria. Los grupos que han detentado el poder ejecutivo, de Miguel de la Madrid al actual, han demostrado ineptitud, autoritarismo, corrupción insaciable. Y lo más nocivo para el país, debilidad lacayuna ante las hegemonías extranjeras.

         Dilapidación del patrimonio nacional a favor del capital privado, propio y foráneo. Al punto de retrotraernos, de nuevo, a ser colonia saqueada por los antiguos y nuevos colonizadores.

         Se ha llegado al nivel insoportable, porque en ello nos va la supervivencia como mexicanos.

         Así les habló la doctora María de Lourdes Valdés de Fromow, presidente de los colonos de La Florida, en Naucalpan, a los representantes de cuatro partidos políticos. A quienes invitó a mesas redondas.

         Durante los cuatro jueves de febrero, uno para cada uno,   hubo jornadas. El tricolor, el azul, el amarillo y por último el de morena.

         Les expresó también que nuestra lucha habrá de ser política, porque carecemos de otro tipo de fuerza y porque no queremos más mortandad de jóvenes, como la de los últimos sexenios. Para eso, para que explicaran sus razones para gobernar a un país en crisis, los cuatro jueves reunió a ciudadanos con los del oficio político.

         La concurrencia, nutrida, demandó  informes de primera mano acerca de su situación, potencialidades y disposición para gobernar a un país en crisis y evitar que la ciudadanía sea víctima de la tendenciosa manipulación de los “medios”. No se quiere la distorsión. Sino la verdad para sufragar con acierto.

         Uno y otro, los tres primeros. El del poder. El que lo quiere de nuevo. Y el ya quedó muy atrás, platicaron mucho. Lo que hemos escuchado, leído una y otra vez. Siempre lo mismo.

         El Tricolor que en el año cuarenta, 2040, restablecerán la concordia, perdida. El del manto azul, cómo nació. Cómo creció. Cómo llegó. Y cómo perdió el mando de la nación. Y el amarillo que ya les llegó el turno.

         Coincidieron estos grupos en que hay que acabar con la corrupción. La podredumbre. La descomposición. La pudrición y el pus. Pero no dijeron cómo hacerlo. Creen, se comentó en las reuniones, que con una varita mágica va a cambiar todo. Y que México, con alguno de ellos, será otro.

         El tiempo para cada junta era de dos horas. De 17 a 19. Un bocadillo que invitó la asociación de Colonos que dirige doña María de Lourdes, que además de arrestos, es poeta, escritora y doctora. Algo inusitado en una convergencia de colonos agradecidos con ella. Que sabe imponer el orden, dentro y fuera—alcaldía incluida—en nuestra reducida comunidad de cinco mil ciudadanos.

         Este último jueves, creíamos, todos, que sería como los tres pasados. Sin pena y mucho menos gloria. No olvidamos que halago en boca propia es vituperio. Así se presentaron, como lo mejorcito del menudo político. Y algunos, el suscrito, a media función, abur.

         Nos sorprendieron los de morena. No ofrecieron algo. Expusieron las razones con las que gobernará su partido.

         Omití, con toda intención a quienes hablaron del tricolor, azul y amarillo. No dijeron nada substancial. Perdón. Puras excelencias hueras.

         De morena sí voy hacerlo: Horacio Duarte Olivares, maestro universitario y ejecutivo estatal. Jorge Roldan Ahuayo, directivo municipal. Y el doctor Jaime Cárdenas Gracia, uno de los catedráticos de la Universidad Nacional Autónoma de México. Y constitucionalista de la Ciudad de México.

         Cada uno no platicó. Dio cátedra del proyecto que un grupo de ciudadanos, maestros, empresarios, industriales, periodistas, escritores, hombres y mujeres del pueblo,  realiza, tras recorrer el país y sus rincones más apartados, y necesitados para incorporarlos al México que tienen derecho. Y no se les ha permitido. O concedido.

         Ninguno habló de lo que todos sabemos. La impunidad y la corrupción latente. Para eso su programa y proyecto, antes que quien lo ejerza. Aún cuando sabemos que hay un nombre y un hombre, al que se le han enderezado toda clase de acusaciones. Ninguna probada.

         Hablaron, no quince minutos cada uno. Sino treinta o cuarenta, sin que nadie de los asistentes nos moviéramos. Se pasaron las horas y luego de algunos oradores. Uno, el primero para agradecer a la dama de la asociación y la cátedra que nos acaban de impartir.

         Les dijo: “Lo que nos acaban de informar, es un atisbo de esperanza”, y a mi manera podría resumirlo así:      
  
         La mayor tarea de México, no solo del gobierno, es crear las condiciones para que los mexicanos, muchos de ellos de excelencia, no tengan que migrar a otro país en condiciones adversas y vulnerables para lograr las oportunidades de bienestar que México les regatea para ellos y sus familias.

         Y las que viven aquí, en situación depauperada, recobren su dignidad. Que en México se abran fuentes de trabajo. Empleos bien remunerados. El campo florezca. La educación, digna, acabe con la incultura, a la que se somete a una gran mayoría.

         Aplicar con honestidad el presupuesto. Pagar al que sirve al gobierno, al país,  bien. Pero no en exceso.

         Aplicar, como dijo Juárez, el Benemérito de las  Américas, lo justo, para bien vivir. En la justa medianía.

         En el imaginario del migrante es arrollador el atractivo laboral que representa el  país vecino. Esto gana terreno en la medida en que la pobreza y la inseguridad se hacen presentes.

         No ofrecieron los expositores de morena. Informaron del proyecto, infraestructura nacional, que se requiere para “sacar al buey de la barranca”.

         No merecemos a un grupo común y corriente de sátrapas en pos del poder para poder joder. Sino a un  conjunto de ciudadanos, muchos de ellos apartidistas. Pero conscientes de lo que hay que hacer para que México, nuestro querido país, recobre su esplendor, que lo han minimizado desde décadas quienes presumen gobernar pero para ellos y su grupo adherente.

         Como dijo el fugaz orador en la jornada política con morena:

         “Nos han dado un atisbo de esperanza”

         craveloygalindo@gmail.comcraveloygalindo@gmail.com


CUARENTA DIAS
01 de marzo de 2017

         Carlos Ravelo Galindo, afirma:

         El Obispo de Roma, el Papa Francisco, con  motivo de la Cuaresma, nos invita a leer quince sencillos actos de caridad, ya mencionados con anterioridad.

         Son, obvio, manifestaciones concretas de nuestra perspectiva humana.

         Añadiríamos que no sólo para estas celebraciones religiosas. Sino para siempre. Leamos:

1. ¡Sonreír, un cristiano siempre es alegre!

2. Dar las gracias (aunque no "debas" hacerlo).

3. Recordarle a los demás cuanto los amas.

4. Saludar con alegría a esas personas que ves a diario.

5. Escuchar la historia del otro, sin prejuicios, con amor.

6. Detenerte para ayudar. Estar atento a quien te necesita.

7. Levantarle los ánimos a alguien.

8. Celebrar las cualidades o éxitos de otro.

9. Seleccionar lo que no usas y regalarlo a quien lo necesita.

10. Ayudar cuando se necesite para que otro descanse.
 
11. Corregir con amor, ni callar por miedo.

12. Tener buenos detalles con los que están cerca de ti.

13. Limpiar lo que uso en casa.

14. Ayudar a los demás a superar obstáculos.

15. Llamar por teléfono a tus padres.

Además nos aconseja, respecto al ayuno, seguir estos consejos. Tan sencillos, como prácticos.

• Ayuna de palabras hirientes y transmite palabras bondadosas

• Ayuna de descontentos y llénate de gratitud

• Ayuna de enojos y llénate de mansedumbre y de paciencia

• Ayuna de pesimismo y llénate de esperanza y optimismo

• Ayuna de preocupaciones y llénate de confianza en Dios

• Ayuna de quejarte y llénate de las cosas sencillas de la vida

• Ayuna de presiones y llénate de oración

• Ayuna de tristezas y amargura y llénate de alegría el corazón

• Ayuna de egoísmo y llénate de compasión por los demás

• Ayuna de falta de perdón y llénate de actitudes de reconciliación
        
• Ayuna de palabras y llénate de silencio y de escuchar a los otros.

Si todos intentamos este ayuno, servirá para alimentarnos de paz, confianza, alegría, pero sobre todo vida.

craveloygalindo@gmail.com
        
El contenido de los artículos es responsabilidad exclusiva de los autores. Todos los derechos están reservados.
Queda prohibida la reproducción parcial o total del material publicado.
 Reportajes Metropolitanos - Derechos Reservados © 2006  www.reportajesmetroplitanos.com.mx