/ Las Ultimas / Internacionales | Economìa | Policìa | Ciencia y Tecnología | Personajes y | Invitadas/ Denuncia Ciudadana |


















A todos nos interesa
08 de Julio de 2020

}

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Nos embarga la tristeza por el fallecimiento de nuestra amiga y colega doña Mercedes Aguilar Montes de Oca. Una trayectoria en el periodismo nacional y oficial, gloriosa.

Seguimos con interés la plática que sostuvimos con el señor embajador emérito don Antonio Pérez Manzano, a quien damos una disculpa por la omisión involuntaria en el anterior capítulo.

Vaya, no lo mencionamos, imperdonable.

Coincide con la visita de nuestro presidente con el de USA, a nivel oficial de mandatarios. Y vecinos.

Don Antonio escribe:

“Algunas de las características de la profesión diplomática son la seriedad y la formalidad para su desempeño y están regidas tanto por leyes internas (las de su propio país), como por el Derecho Internacional, en cuyo marco se han plasmado varias convenciones internacionales”.

Continúa.

“Otro ejemplo es el que se cita en la obra titulada “De Legato”, en la que su autor el italiano Ottaviano Maggi sostenía:

"Un embajador debería de ser un consumado teólogo y poseer, además, amplios conocimientos sobre Aristóteles y Platón”.

En otra parte el mismo autor afirmaba que dicho representante: “Debería tener capacidad para tomar decisiones por sí mismo. Es decir, saber resolver sobre la marcha los problemas más difíciles en la forma correcta y, que además de dominar los conocimientos científicos de la época y los idiomas útiles a la

profesión, debería -tener un gusto refinado por la poesía”.

Pero, por encima de todo: "ser de excelente familia, rico y dotado de una presencia hermosa.”

Al correr de los tiempos algunas condiciones se mantenían y surgían otras. Por ejemplo, se atribuye a la princesa Zerbst -madre de la emperatriz Catalina de Rusia-, que entre las recomendaciones que daba al Zar Federico El Grande, estaban las que se referían a la elección de sus embajadores:

“Para nombrar a un plenipotenciario en San Petersburgo, debería tomar en cuenta que éste fuera joven, guapo y de buen cutis; o para el enviado ante las cortes de Holanda y Alemania, se exigiría que tuviera una gran capacidad para ingerir sin peligro de trastornos, grandes cantidades de bebidas alcohólicas”.

En relación con las consideraciones anteriores, se pueden traer al presente algunas anécdotas que retratan la forma de ser y de actuar tanto de gobernantes, como de representantes en el ámbito de las relaciones internacionales.

Así como se ha hablado brevemente acerca de las condiciones que deben reunir los representantes diplomáticos y consulares, debo agregar, explica el diplomático, que en dichas labores a la hora de aplicar las directrices de política exterior de cualquier Estado, se han

puesto en práctica diversos métodos, estilos o sistemas, que reciben su nombre por las características propias que les dieron origen.

Así por ejemplo se habla de:

la “diplomacia monárquica”; “diplomacia de alianzas”; “diplomacia secreta”; “diplomacia pública”; “diplomacia democrática”; “diplomacia realista” y otras.

Aclara que en algunos casos se trata de lineamientos de la política exterior de un determinado Estado.

A la Emperatriz Catalina de Rusia -quien alcanzó el trono a la muerte de su esposo el Zar Federico El Grande en 1762 y lo ejerció durante 34 años-, se le atribuye haber cultivado una especie de estrategia en las negociaciones con representantes extranjeros,

basada en el empleo de sus encantos personales.

Dicha práctica de “negociación” ha recibido el nombre de “diplomacia de tocador”, que más bien era uno de los recursos o argucias empleadas por soberanos, familiares y diplomáticos de aquella época, para la obtención de un fin determinado.

Dichos métodos empleados para ciertas negociaciones, son

discutibles y dudosos, sobre todo en cuanto a resultados permanentes o duraderos.

Un ejemplo de lo anterior, fue el fracaso de la misión emprendida por Sir James Harris, de Inglaterra (también conocido por Lord Malmesbury) en San Petersburgo (por entonces capital de Rusia) en 1779, quien pretendía lograr la alianza de Catalina La Grande con Gran Bretaña:

"Harris era un hombre guapo y la Emperatriz asequible; fue una diplomacia personal de lo más embriagante y sin embargo, al final

Harris volvió a Londres sin haber conseguido apenas nada, y con veinte mil libras esterlinas menos en su propio bolsillo.”

Como antes se dice, es deseable una presencia física agradable y un organismo en buena salud; lo que vendrá en beneficio del propio funcionario, pues una apariencia repugnante, la falta de alguno de los sentidos, malformaciones físicas, o alguna otra deficiencia parecida, pueden hacerle más difícil el desempeño de su trabajo, de como lo haría en condiciones normales.

Ahora bien, ello no es determinante en última instancia; ya que habrá casos en que la inteligencia, el ingenio y las virtudes de la persona, ayudarán a disminuir algunas de las deficiencias mencionadas.

Sobre el asunto de la presencia física, se cuenta una anécdota, en la que los actores son dos embajadores: uno era el Duque de P. Grande de España, cuya estatura contrastaba notoriamente con su apellido (era muy bajo) y continuamente era presa de bromas.

El otro, un embajador francés de estatura mayor al promedio:

“El suceso se centra en el momento en que -durante una recepción- un grupo de diplomáticos admiraba un cuadro.

El embajador galo al observar que la pintura estaba inclinada, pretendió enderezarla y pese a su elevada estatura no lo logró.

Al observar a su colega hispano dijo con sarcasmo:

“Yo no alcanzo, pero quizás pueda hacerlo mi colega español que es Grande de España.

El Duque aludido sin turbarse por las risas que despertó la referencia a su corta estatura, sacó su espada y con ella rectificó el cuadro...”.

Y aún tenemos más que platicar, con su permiso don Antonio Pérez Manzano. Craveloygalindo@gmail.com

 


Lo que se permitía antaño
07 de Julio de 2020

}

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Acertado como siempre el maestro historiador don José Antonio Aspiros Villagómez amplía nuestro trabajo.

Estimado amigo: en tus Nubes de hoy mencionas de pasada al ex presidente Álvaro Obregón, lo cual me recordó que en uno de los muchos paseos a que me llevaba mi abuelito por Chimalistac durante mi infancia (años 40).

De entre toda la información que tengo archivada sobre ese personaje, rescato dos versiones sobre las cuales habría que investigar más:

Tiene razón cabal, aceptamos nosotros. Es cierto:

1.- Que el brazo no lo perdió en la batalla de Celaya contra los villistas, sino cerca de un pueblo llamado Santa Ana del Conde, cuando se iba a reunir con sus oficiales para planear una ofensiva.

Una granada explotó cerca de donde él se encontraba. (Casi como pasó en Nicaragua cuando el Comandante Cero dio una conferencia de prensa, y explotó una granada puesta por sus enemigos y fueron otras las víctimas, no él).

2.- Que cuando lo asesinaron en La Bombilla, fueron disparadas más balas de las que cabían en la recámara del arma de León Toral, e incluso recibió disparos en ambos lados del cuerpo.

Según esos datos, por órdenes militares no le hicieron la autopsia ni embalsamaron el cadáver, para eliminar tales evidencias. (Casi como las historias, ciertas o no, nunca se sabrá, sobre el asesinato de Luis Donaldo Colosio. ¿Hubo más de un tirador?).

Hay cosas que eran una práctica común en el pasado, pero que parecen casi increíbles hoy.

Nos sugiere la doctora homeópata y de muy buen humor, doña Rosa Chávez Cárdenas la mejor prueba casera para el bicho.

Ella lo denomina como El TEST DEL COVID.

“ Todos los días a las 7 pm hazte la prueba para el COVID 19:

(Nosotros cambiaríamos a las 13 horas, por aquello de una a la una)

Abre una botella de tequila y si percibes su aroma, no estas contagiado.

Posteriormente sírvelo en una copa y si lo puedes degustar definitivamente estas sano.

Esta es información que cura. de varios doctores:

José Cuervo, Herradura, Orendain, El Patrón, Sauza, Tres Generaciones. Casa Dragones, Don Julio. Los que tienen el mejor aroma o bouquet”. O de wiski, para que, como yo –en primera persona—sigas tan campante.

O de Mezcal, aconsejaría don F, desde San Juan del Río, Querétaro.

Después de la broma

Nos referiremos a los más increíbles, como permitir el envío de niños por correo.

Enviar y recibir paquetes nos parece algo obvio ahora, pero en realidad fue una innovación que cambió la vida a principios del siglo XX.

Cuando se introdujo el paquete postal de la oficina de correos en enero de 1913, dio a millones de estadounidenses acceso a todo tipo de bienes y servicios que antes no tenían.

Pero también tuvo una consecuencia inesperada y sorprendente: algunos padres intentaron enviar a sus hijos por correo.

Apenas unas semanas después de que comenzara Parcel Post, una pareja de Ohio envió a su bebé James de 8 meses a su abuela, que vivía a pocos kilómetros de distancia.

Baby James pesaba poco menos del límite de 11 libras en paquetes y su entrega costó a sus padres solo 15 centavos, más barato que un boleto de tren.

La historia llegó a los titulares, y durante varios años, surgieron historias similares sobre niños que se pasaban por correo en áreas rurales, con sellos adheridos a sus ropas.

Según el Smithsonian, lo que podría parecer una negligencia para el lector moderno es en realidad una indicación de cuánto confiaban las comunidades rurales en el correo.

A principios del siglo XX, la cocaína no se consideraba una sustancia adictiva peligrosa, sino una medicina. Fue utilizada como analgésico y anestésico, y también recreativamente para mejorar la salud y la vitalidad. La cocaína disfrutó de tal ola de popularidad a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX que sus efectos negativos se pasaron por alto en gran medida.

Todo comenzó con exploradores y colonos europeos en América del Sur que notaron la costumbre indígena de masticar hojas de coca. Los europeos adoptaron la costumbre, y se corrió la voz sobre la capacidad de las hojas de coca para evitar el agotamiento y la propagación del hambre a Europa. Los científicos del siglo XIX finalmente extrajeron cocaína pura de la planta, en forma de una sustancia cristalina blanca que era decenas a cientos de veces más poderosa que masticar una hoja de coca.

La moda de la cocaína pronto llegó a los Estados Unidos y fue respaldada por figuras prominentes, como el cirujano pionero William Stewart Halsted y Sigmund Freud.

A medida que los casos de adicción devastadora y daños a la salud (incluidas las historias de vida de Halsted y Freud) comenzaron a relacionarse con el consumo de cocaína, la droga cayó en desgracia.

Finalmente fue ilegal y prohibida, en 1914.

Fumar se comercializó en gran medida tanto para mujeres como para médicos durante las décadas de 1940 y 1950.

La recomendación común era que las mujeres embarazadas limitaran su hábito de fumar a 4 cigarrillos al día, pero ciertamente no dejarían de fumar por completo.

Algunos médicos incluso alentaron a las mujeres a fumar durante el embarazo para "calmar sus nervios".

Se creía que la "histeria" y la "neurosis" eran más dañinas que el humo del cigarrillo.

Las marcas de cigarrillos incluso utilizaron el respaldo y las declaraciones de los médicos, como "los especialistas en garganta reconocidos concluyeron que ¡ningún caso de irritación de la garganta se debió a fumar cigarrillos!"

Fue solo con la publicación del Informe del Cirujano General sobre el vínculo entre fumar y el cáncer de pulmón en 1964 que la opinión pública sobre fumar comenzó a cambiar gradualmente.

Sólo para que te enteres.

craveloygalindo@gmail.com

 


Lo que nos espera
06 de Julio de 2020

}

Carlos Ravelo Galindo, afirma:


Una oportuna evocación del general Alvaro Obregón.


Irremediablemente la falta de su mano derecha viene a colación ahora en elecciones.


El mismo general hacía y alentaba las bromas sobre su desgracia.


Alardeaba de su honradez debido al poco dinero que una sola extremidad podía sustraer.


Esa mano también tuvo su propia historia:


Del campo de batalla a un frasco de formal. De ahí a un “burdel” dice Angel Gilberto Adame. Y luego a un monumento para, finalmente, ser reducida a cenizas.


Y algo más sobre su hijo, Alvarito, que como gobernador de Sonora se llevó las palmas.


Sí, las palmas que adornaban el parque a su casa.


Que no era blanca. Pero sí más lujosa.


Y ahora de política.


En septiembre de este año iniciará el proceso electoral 2020-2021, el más grande en la historia de México.


“En el sistema electoral que tenía México intervenía todo mundo.


Lo único que hoy plantea el presidente Andrés Manuel López Obrador para cambiar eso, es no permitir que recursos públicos vayan a las campañas”, dijo Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico de la Presidencia de la República.


“El que utilice dinero del presupuesto para favorecer a partidos.


El que falsifique actas. El que embarace urnas.


El que cometa fraude, no tiene derecho a fianza, va a ir a la cárcel sin derecho a fianza. Y es en serio”.


El jefe del Ejecutivo simplemente anticipó que se convertirá en guardián de los próximos comicios.


El Instituto Nacional Electoral, organiza y el pueblo vigilará que no haya trampa.


EL Bloque Opositor Amplio (BOA), el Frente Nacional (FRENA), la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) y los llamados “Siete Samuráis” (gobernadores norteños) son distintas alianzas que han surgido.


Sobre ellos gran vigilancia, para que se ajusten a las reglas democrática.


 Estarán en juego 3 mil 528 representaciones populares.


Destaca la renovación de 15 gubernaturas.


300 diputaciones federales, uninominales. A legislaturas locales y alrededor de 2 mil ayuntamientos.


200 diputados federales, plurinominales, que el pueblo regala a los partidos que tengan menos votos en las urnas.


Idea de Jesús Reyes Heroles cuando era Secretario de Gobernación, para equilibrar las fuerzas políticas.


El proceso eleccionario también se hace muy atractivo para los partidos políticos que recibirán millonario presupuesto a pesar de la rebaja del 50 por ciento que se reorientó para combatir los efectos de la emergencia sanitaria en el país.


 Sí, en septiembre de este año iniciará el proceso electoral 2020-2021, el más grande en la historia de México.

Estará en juego en la jornada electoral del domingo 6 de junio de 2021.


 El Instituto Nacional Electoral (INE) prevé que participen 6 millones de votantes más que en 2018, para llegar a 96 millones de
potenciales electores.


 En 2021 se elegirán a 3528 representantes populares,  mientras que en 2018 fueron electos 3226.


 Por primera vez, después de la reforma de 2014, habrá posibilidad de reelección en la Cámara de Diputados.


10 entidades implementarán el voto electrónico para los mexicanos residentes en el extranjero: Baja California Sur, Chihuahua,
Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí, Zacatecas y el diputado migrante de Jalisco.


 El Congreso de la Ciudad de México derogó la figura de diputado migrante en noviembre de 2019.


Lo que nos espera el año próximo en política democrática.


Gubernaturas de 15 estados:


 Baja California. Baja California Sur. Campeche. Chihuahua. Colima. Guerrero. Michoacán. Nayarit. Nuevo León. Querétaro.


 San Luis Potosí. Sinaloa. Sonora. Tlaxcala y Zacatecas.


 Congreso local en 30 entidades. Excepto Coahuila y Quintana Roo.


 Ayuntamientos y Alcaldías en 30 entidades. Excepto Durango e Hidalgo.


 Además de votar por quien encabece el Ayuntamiento, en cuatro entidades elegirán de manera separada diversos cargos locales:
Juntas Municipales en Campeche. Sindicaturas en Chihuahua. Regidurías en Nayarit y Presidencias de Comunidad en Tlaxcala.


Qué se renovará en 2021


 El Instituto Nacional Electoral (INE) funciona con siete de once integrantes desde el 4 de abril.


Concluyeron su encargo la consejera Pamela San Martín Ríos y Valles y los consejeros Enrique Andrade González, Benito
Nacif Hernández y Marco Antonio Baños Martínez.


 La Cámara de Diputados deberá elegir a las nuevas consejeras y consejeros por mayoría calificada (dos tercios).


Al menos dos deberán ser mujeres. 


Prepárate a votar. O que te boten.

craveloygalindo@gmail.com

 

La llama de la esperanza
03 de Julio de 2020

}

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Desde Palacio Nacional a dos años de haber sido electo presidente de la República Mexicana, el jefe del Ejecutivo señaló que con honestidad y justicia se ha mantenido la gobernabilidad en el país, por lo que continúa encendida la llama de la esperanza en millones de compatriotas, pese a los momentos difíciles.

Todos sabemos, que lo más importante es desterrar por completo la corrupción que imperaba en los gobiernos neoliberales.

Sí, los saqueadores. Esos saqueadores ineptos que sólo supieron robar y no tuvieron capacidad alguna para gobernar y, menos, para cuidar el patrimonio nacional.

Todo para beneficio de un cártel delictivo gubernamental que provocó, en los seis años del gobierno anterior, la multiplicación en 182 por ciento de la deuda pública histórica del país.

Alejando Gertz Manero Fiscal General de la República, a petición expresa, nos responde:

La repetición constante de una conducta delictiva que logra prevalecer y multiplicarse con éxito se denomina delito por simpatía.

Y esa figura es la que se afianzó y expandió como nunca en México, en manos de una pandilla cleptómana e irresponsable que en las pasadas administraciones organizó el saqueo más desmesurado de las riquezas patrimoniales y de las empresas estratégicas del Estado.

Y lo explica como acostumbra c

on asombrosa energía.

Frente a esa realidad, los beneficiarios y promotores de la corrupción en México han reaccionado con virulencia, con una campaña feroz de difamación y desprestigio, a la que es indispensable responder con entereza, mientras se transforma, de manera irreversible, todo el sistema legal y administrativo, antes de que sea demasiado tarde.

Esos saqueadores ineptos sólo supieron robar y no tuvieron capacidad alguna para gobernar y, menos, para cuidar el patrimonio nacional.

Por ello, en lugar de conservar y proteger esas instituciones y corporaciones del Estado, encomendar su administración y desarrollo a profesionales capaces, independientes e idóneos, debidamente

auditados, como se hace en las grandes empresas mundiales con todo éxito.

Optaron por desmantelarlas, corromperlas, endeudarlas o rematarlas, junto con todos los recursos y riquezas que eran patrimonio público de los mexicanos, para así consumar ese saqueo en beneficio propio o de terceros.

Si todo ese patrimonio lo hubieran sabido conservar y manejar para hacerlo producir, habrían enriquecido al país y a cada mexicano.

Y hoy, todo ello, sólo significa una pérdida mayúscula e irreparable para la nación.

De esa manera, los depredadores gubernamentales entregaron las instalaciones portuarias construidas por México a consorcios extranjeros para que se enriquecieran hasta por 100 años.

Lo mismo realizaron con los aeropuertos e instalaciones que eran del Estado y que, ahora, disfrutan y explotan unos cuantos beneficiarios. Igualmente, pignoraron inmensos territorios mineros con criterios coloniales y a precios irrisorios.

Asimismo, privatizaron grandes carreteras y autopistas, así como toda la red ferrocarrilera, que eran patrimonio público y que ahora les reditúan a empresarios privados.

Lo propio repitieron al crear cárceles particulares innecesarias que le han costado al país cantidades enormes, absolutamente injustificadas.

De igual modo, firmaron tratados internacionales que permitieron a grandes sectores de la producción automotriz convertirse en ínsulas maquiladoras, oligopólicas e intocables, libres de impuestos y del control fiscal, en un régimen de excepción injusto y esencialmente contradictorio a los principios de un verdadero libre comercio para todos y sin privilegios.

Asimismo, quebrantaron una encomiable tradición cardenista y moralizante del país, llenando nuestro territorio de casinos y casas de juego que explotan y exaccionan a la población local y, en especial, a viudas y jubilados.

Al violar principios constitucionales, dispusieron de playas y litorales para beneficiar al capital extranjero, quedando en México los salarios exiguos.

Y, como corolario, eximieron a sus socios y cómplices del pago de impuestos, al igual que a las mafias del ambulantaje y la informalidad.

En tanto que al resto de la población le ratificaron las más altas contribuciones, asediándola con extorsiones y amenazas.

A todo lo anterior hay que agregar la colusión aduanal que ha solapado la subfacturación de mercancías en detrimento de la formalidad y de la legalidad.

Asimismo, han negociado y prostituido las internaciones migratorias, coludiéndose con polleros y hampones para incentivar la trata de personas.

Del mismo modo han entregado las calles y los espacios públicos a pandillas de explotadores, mientras el comercio formal es extorsionado por la delincuencia y por la burocracia corrupta.

Ese saqueo descomunal, su enriquecimiento desmedido y su ineptitud notoria acabaron por descalificar masivamente a esos cleptómanos que fueron expulsados del poder.

Convocando a un cambio radical que ahora, a diario, tiene que enfrentarse a ese cártel del atraco, en condiciones profundamente adversas, en razón de una estructura burocrática mayormente incapaz, corrupta e inamovible; así como también a un sistema legal y administrativo ineficiente, obsoleto y evidentemente injusto que continúa al servicio de la corrupción, salvo honrosas excepciones.

En estas condiciones, es indispensable entender que esta lucha no es contra la productividad ni contra el desarrollo privado.

Eso lo ha demostrado la actual política financiera que ha mantenido el valor del peso, reduciendo la inflación y evitando el endeudamiento gubernamental.

Al haber recibido finanzas públicas en quiebra y el patrimonio nacional saqueado, la obligación primigenia es la de contener y evitar ese atraco mientras se reconstruye la capacidad presupuestal del Estado con los impuestos que se deben y tienen que pagar por todos, sin excepciones corruptas.

Frente a esa realidad, los beneficiarios y promotores de la corrupción en México han reaccionado con virulencia, emprendiendo una campaña feroz de difamación y desprestigio, a la que es indispensable responder con entereza, mientras se transforma, de manera irreversible, todo el sistema legal y administrativo, antes de que sea demasiado tarde”.

Que como señaló el señor de las mañaneras, “nunca un presidente había sido tan ofendido. Pero mantenemos la libertad, pese a tanta falsedad”.

craveloygalindo@gmail.com

 

Forjadores de cultura
02 de Julio de 2020

}

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Nunca olvidaremos a los hombres que hace veintidós años organizaron un medio impreso para escribir, libremente, sobre la Proyección Económica de México.

Raúl Gómez Espinosa.

Tomas Miklos.

Alberto Vega Vieyra.

Jorge Berdeja (QDE).

Eduardo de la Fuente.

Sergio Romero Ramírez

Y Gustavo Medrano Bautista.

En dos décadas periodistas, economistas, abogados, escritores, poetas, todos libres pensadores contribuyen, y lo hacemos, también, con el mismo o mayor entusiasmo que hace 22 años, a transmitir nuestros puntos de vista.

“La incursión de “Proyección Económica 2020” en el mercado de los medios de comunicación especializados, representó para el público en general la posibilidad de conocer de primera mano la evolución de los temas globales que rompieron paradigmas, así como una alternativa de expresión para periodistas, intelectuales y académicos de nuevo y viejo cuño.

Jamás hemos tenido reclamo. Pero sí, en cambio aplauso.

Quienes nos hemos acercado a Dr. ATL 100, colonia Santa María, sede de la revista Proyección Económica, leemos una inscripción que pende en el despacho principal en esa vieja, pero hermosa casa porfiriana.

“Que nunca te falte.

Un sueño por el que luchar.

Un proyecto por realizar.

Algo que prender.

Un lugar a donde ir.

Y alguien a quien querer”.

Con toda humildad recordamos y compartimos en su honor, algunas reflexiones.

"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros

que encierra la tierra ni el mar encubre". Miguel de Cervantes Saavedra en Don Quijote de la Mancha.

"Las cosas podían haber sucedido de cualquier otra manera, y, sin embargo, sucedieron así". Miguel Delibes - El camino

"Yo no hablo de venganzas ni de perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón". Jorge Luis Borges - Poesía completa

"Siempre es levemente siniestro volver a los lugares que han sido testigos de un instante de finura". Ernesto Sábato - Sobre héroes y tumbas.

"Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía". José Martí en La edad de oro

"No, no puede acabar lo que es eterno, ni puede tener fin la inmensidad". Rosalía de Castro dice En las orillas.

No olvidamos nosotros que la amistad consiste en olvidar lo que uno da y perpetuar lo que uno recibe.

Y recordarte, que, si pudiéramos regalarte algo, sería la habilidad, que ya la tienes Raúl, para verte a ti mismo como te ven los demás.

Descubrirías lo especial que eres para nosotros, tus verdaderos amigos.

Este día el maestro, licenciado en economía y periodismo Raúl Gómez Espinosa director general de Proyección Económica y presidente del Instituto Mexicano de Ciencias y Humanidades, nos dice a todos.

Incluidos los fundadores del medio. A quienes también, otra vez felicitamos y mencionamos:

Raúl Gómez Espinosa. Tomas Miklos. Alberto Vega Vieyra

Jorge Berdeja (QDE). Eduardo de la Fuente. Sergio Romero Ramírez

Y Gustavo Medrano Bautista.

Queridos Amigos:

Los desafíos son los que hacen que la vida sea interesante y superarlos es lo que hace que la vida tenga sentido.

No debemos olvidar que los cambio se dan solo cuando nos imponemos nuevos retos.

La rutina y la aceptación de áreas de confort, siempre tienen consecuencias, algunas veces irreparables. Como en la actualidad.

Esta conmemoración es muy gratificante para quienes emprendieron uno de los proyectos editoriales más vanguardistas de entonces y de hoy.

Abrir a la sociedad civil un espacio de expresión en el que pudieran manifestar sus inquietudes, demandas y propuestas sobre la amplia gama de temas del acontecer nacional e internacional.

En aquél lejano primero de Julio de 1998 un grupo de periodistas, académicos e investigadores de reconocida trayectoria profesional, concebimos, nos dice Alberto, este proyecto editorial como una plataforma en la que tuvieran cabida todas las corrientes de pensamiento de una sociedad civil cada vez más plural.

El compromiso fue claro y consistió en ser un referente especializado en los diversos temas que ocupan la atención de los mexicanos en un escenario que ya contemplaba la llegada de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, que iniciaron un cambio radical de la actualidad nacional e internacional, al modificar conceptos, preceptos y paradigmas.

En efecto no ha sido una tarea sencilla. En los últimos tiempos han desaparecido del mercado editorial más casi el 90 por ciento de las publicaciones ante una coyuntura económica y de adaptación a las nuevas tecnologías sumamente compleja.

Paralelamente hubo que hacer frente al acelerado proceso de globalización, lo que llevó a “Proyección Económica 2020” a adecuar su plataforma tecnológica y abrirse a los espacios digitales para interactuar de forma más efectiva con la sociedad civil a través de las redes sociales, caracterizadas por una creciente pluralidad, en las que han encontrado mayores espacios los grupos sociales vulnerables.

Aunque siempre hemos estado en constante innovación, para responder oportunamente a las nuevas necesidades de la sociedad, no nos hemos apartado del objetivo original que dio vida a este proyecto editorial, hecho que nos ha consolidado como un medio plural, incluyente y solidario con los diversos grupos que conforman la sociedad civil, con la que refrendamos nuestro compromiso fundamental”.

Un abrazo solidario a todos, admirado don Raúl y nuestra gratitud al colega Alberto Vega Vieyra.

craveloygalindo@gmail.com

 


Para no olvidarnos del siglo pasado
01 de Julio de 2020

}

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Nada de política aberrante.

Nos referimos a los sismos sentidos desde el Siglo pasado.

Súmalos, como ejercicio mental.

Empecemos con el del 27 de julio de 1957. Magnitud 7,7 con epicentro en sureste de Acapulco (sur).

Provocó la caída del Ángel de la Independencia de Ciudad de México.

Se sintió en el centro del país y de manera puntual en la capital y ocasionó 700 muertos y 2 mil 500 heridos.

19 de septiembre 1985. Magnitud 8,1 con epicentro en las costas de Michoacán (oeste).

Provocó la destrucción de un tercio de los edificios de la Ciudad de México y dejó más de 20 mil fallecidos.

9 de octubre 1995. Magnitud 7,5 con epicentro en los estados de Colima y Jalisco. 61 muertos.

15 de junio 1999. Magnitud 6,7 con epicentro en las costas del Pacífico.

18 muertos, más de 200 heridos y 16 mil damnificados.

30 de septiembre 1999. Magnitud 7,4 Richter con epicentro en Oaxaca (sur).

39 muertos, 50 heridos y 250 mil damnificados.

21 de enero 2003. Magnitud 7,6 Richter con epicentro en el estado de Colima (oeste).

30 muertos, 400 heridos y 30 mil damnificados.

4 de abril de 2010. Magnitud 7,2 con epicentro al suroeste de la ciudad de Guadalupe Victoria a 60 kilómetros al sur-sureste de la ciudad de Mexicali, Baja California.

El sismo provocó la ruptura de una falla con 120 kilómetros de longitud en dirección a la ciudad fronteriza. Se reportaron cuatro decesos ni personas heridas.

20 de marzo de 2012. Magnitud de 7,5 con epicentro en Ometepec, Guerrero (sur).

Es el sismo con más réplicas en la historia de México al registrar 44 sismos de magnitud superior a 4,5 tras un mes de su ruptura.

18 de abril de 2014. Magnitud 7,2 con epicentro al sur de Petatlán, Guerrero.

El sismo ocurrió al norte de la región sísmica conocida como Brecha de Guerrero.

Ocasionó daños en edificios y caídas de bardas, en la capital mexicana y graves daños en casas y edificios públicos en Guerrero.

7 de julio de 2014. Magnitud 7,1 con epicentro al suroeste de Tapachula, Chiapas.

El movimiento dejó dos muertos y 37 lesionadas, además de daños parciales o totales en casi tres mil viviendas y otros inmuebles en 17 municipios del estado de Chiapas.

7 de septiembre 2017. Magnitud de 8,2 con epicentro en el Istmo de Tehuantepec (Oaxaca).

Se sintió en los estados de Oaxaca, Chiapas, Tabasco Veracruz y Ciudad de México y dejó como saldo 98 muertos y daños materiales.

19 de septiembre 2017. Magnitud 7,1 con epicentro en los límites de los estados de Morelos y Puebla. 319 víctimas mortales, 181 de ellas en Ciudad de México hasta el momento.

23 de septiembre 2017. Magnitud 6,1 con epicentro en Unión Hidalgo (Oaxaca).

Cuatro muertos, dos en Ciudad de México.

16 de febrero de 2018. Magnitud 7,2 con epicentro al sur de Pinotepa Nacional en Oaxaca.

Se reportaron caída de bardas en Ciudad de México y daños importantes en Pinotepa Nacional.

23 de junio de 2020. Magnitud 7,5 con epicentro en la localidad de Crucecita (Oaxaca).

El sismo fue de larga duración y se sintió en varios puntos del país, con activación de alarmas en la Ciudad de México.

Se reportan cinco fallecidos por el momento.

Si preguntas cuántos fueron y cuántas víctimas, relee el texto.

No sería mala idea incluir en las escuelas estos eficientes datos que nos proporciona la agencia EFE.

Y una reflexión escrita por Juan Antonio Aspiros el 19 de septiembre de 2017.

Si la memoria no falla, hace décadas los científicos declararon que nuestro planeta es un ser vivo.

Quién podría dudar de ello cuando los terremotos y huracanes parecen ser los estornudos y brincos del mundo, que tantas muertes y daños han dejado en México, Estados Unidos y el Caribe en estos días. Quienes vivimos lejos del sureste sólo nos enteramos por las

noticias de la actual tragedia de nuestros connacionales, pero recordamos que fue en otro septiembre, el de 1985, cuando el sur y centro del país padecieron algo semejante.

Aquel terremoto del 19 de septiembre y su réplica del día 20 marcaron de tal manera a este tecleador, que por años le fue imposible la lectura de alguno de los pocos libros publicados sobre el tema, entre ellos los de Cristina Pacheco y Carlos Monsiváis.

Ahora es otro periodista, José Luis Martínez S., quien vuelve a tocar el tema en su libro El día que cambió la noche (Grijalbo, 2016), por fortuna con un tratamiento menos traumático y en cambio muy nostálgico.

“El 19 de septiembre de 1985 la noche de la Ciudad de México cambió súbitamente; en su lugar quedaron los recuerdos, la nostalgia…”.

Y para ilustrar su afirmación nos lleva a recorrer los cabarés, bares y teatros que dejaron de existir o decayeron a partir de entonces, muchos de los cuales conoció este tecleador también como reportero, pero la mayoría de las veces como un parroquiano más.

Ya lo dice el autor, “la ciudad estaba llena de música”. Cómo no recordar el Capri, El Patio, el Social, La Cueva de Amparo Montes, el Blanquita, el Tívoli, El Club de los Artistas y tantos otros, incluidos los bares donde había grupos de rock.

Martínez, autor de la columna y libro homónimo El santo oficio, menciona de principio a fin que trabajó en la revista Su otro yo -de las llamadas en su tiempo “para caballeros”- y el aprendizaje que tuvo al lado de su director Vicente Ortega Colunga, con quien por las noches iba a beber a todos esos sitios, donde buscaban vedettes famosas para ilustrar las páginas de su publicación.

Nada más, preguntaron. Quedó sin respuesta.

Con todo y la expresión de seriedad que le vemos en la televisión, él fue “un noctámbulo en la Ciudad de México” según se lee en el subtítulo del libro por cuyas páginas transcurren sus experiencias en los centros nocturnos que había sobre la avenida Juárez -que nada tenía que ver con la actual salvo la Alameda y el hemiciclo a Don Benito- y por otros rumbos de la ciudad.

Aporta datos como que antes del sismo había unas 400 fuentes de trabajo para los músicos que alegraban las noches metropolitanas, mientras que en 2015 no quedaban más de 50.

craveloygalindo@gmail.com