RM CUMPLE
12 AÑOS
POR MIS PLUMAS
Inicio / Las Ultimas / Internacionales | Economìa | Policìa | Ciencia y Tecnología | Personajes y Entrevista | Invitadas/ Denuncia Ciudadana | Foro /


Inmarcesible
Casa Presidencial
Columna por un Momento
ParadigMas









AMLO y El Señor del Soborno
--- Ia. Parte ---


LODAZAL EN EL TERCER DEBATE
12 de junio de 2018



Por ELVIA ANDRADE BARAJAS

En medio de una ola de violencia electoral, que ha dejado 113 políticos ejecutados y una sociedad enfurecida que clama un cambio, honradez y justicia, los candidatos a la Presidencia de la República sostuvieron hoy el Tercer Debate, en el que se hicieron acusaciones cruzadas de lavado de dinero, corrupción, deshonestidad, simulación y pactos oscuros para lograr sus aspiraciones de gobernar México, cuyo destino político será decidido por la mayoría votante en las elecciones del próximo 1 de julio, que serán fuertemente resguardadas por las fuerzas públicas para mantener el orden y la paz nacional.

En el último debate, celebrado en Mérida, Yucatán, el candidato José Antonio Meade, de Todos por México, que representa el partido en el poder, PRI, amenazado con ser derrotado por el izquierdista  Andrés Manuel López Obrador, de Juntos Haremos Historia; fue muy claro al dirigirse a éste y “aterrizarlo” en la realidad:

“No, los números no dan”, al referirse a las propuestas del tabasqueño que ha ofrecido todo a sus seguidores: educación y asistencia médica gratuita, apoyo económico a todos los jóvenes, mujeres, adultos mayores, la creación de una refinería, bajar los impuestos, la gasolina, sembrar un millón de árboles frutales y mucho más.

También se lo dijo Jaime Rodríguez “El Bronco”, en su estilo relajado y bromista: “No te va a alcanzar Andrés, ¿de dónde vas a sacar tanto dinero, si vas a bajar impuestos y vas a promover el asistencialismo?”

“Ah, pues voy a bajar los sueldos de los de arriba, vamos a vender toda la flotilla presidencial, y acabaremos con tanto lujo, porque la corrupción es la que hace tanto daño a México”, insitía López Obrador que en varias ocasiones dijo:

“No quiero presumir, pero pobremente le vamos a ganar”.

Ricardo Anaya, el candidato de la coalición PAN-PRD Por México al Frente, fue muy combativo y en varias ocasiones pretendía acorralar a López Obrador, acusándolo de corrupto, hipócrita y de haberse convertido en lo que tanto critica: “un priísta más”.

“Ricky Riquín Canayín” como lo bautizó AMLO lo increpó directamente al preguntarle si había echo o no un pacto con el presidente Enrique Peña Nieto, para que le entregara la Presidencia sin problemas a cambio de impunidad.

“¿Pactaste con Peña Nieto si o no?”, le pregunto directamente Anaya.

“No, no lo he visto hace seis años”, le contesto el tabasqueño, a lo que el panista le dijo acusador:

“¡Le ofreciste impunidad!”

En su participación Anaya aprovecho para aclarar que la embestida de que ha sido objeto en los últimos días, en los que le han llovido acusaciones, desde una grabación que lo involucra en tráfico de influencias y una demanda ante la PRG que formuló ayer el panista, Ernesto Cordero, para que se le investigue por lavado de dinero, son respuesta a la acusación que hizo sobre el pacto que, supuestamente, signaron Peña Nieto y AMLO.

Al respecto el vocero presidencial, Eduardo Sánchez, dijo esta mañana en una conferencia de prensa, que eso es falso. Una herramienta electoral, y que el presidente Peña Nieto  y su gobierno son tolerantes de todas las expresiones de campaña.

Los dimes y diretes entre los candidatos superaron a las propuestas, al grado que en su parcitación más breve, de 30 segundos, Meade dijo:

“El único indiciado aquí por un delito es Ricardo”.  

eab_elya@yahoo.com.mx
reportajesmetropolitanos@gmail.com

20 PREGUNTAS A AMLO
11 de junio de 2018



Y, una a sus seguidores.

Por ELVIA ANDRADE BARAJAS

CIUDAD DE MEXICO, Estados Unidos Mexicanos, 11 de junio de 2018.- A 19 días de las elecciones federales de México, los candidatos a la Presidencia de la República se enfrentarán en  el Tercer y ultimo Debate, al que llega como puntero el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que se ha convertido en su propio enemigo, porque ha ofrecido el oro y el moro a sus seguidores, que sólo escuchan el “canto de la sirena” de “un gobierno honesto”, pero no analizan el peligro de que México pase de capitalista a socialista, y con ello se genere una fuga de capitales nacionales y extranjeros que hundirán  al país en la pobreza y consecuentemente AMLO, de lograr su eterna ambición de poder,  no podrá llevarlos al paraíso prometido.

Por ello, en el Tercer debate en Mérida, Yucatán, López Obrador debe aclarar, dentro del bloque Crecimiento económico, pobreza y desigualdad, si su política económica será socialista o capitalista, y debe contestar las siguientes preguntas:

1.- ¿Expropiará empresas extranjeras?

2.- ¿Nacionalizará la Banca?

3.- ¿Anulará todas las pensiones o sólo las de los ex presidentes de México?

4.- ¿Expropiará todos los medios de comunicación escritos, televisivos, por radio e Internet?

5.- ¿Anulará el peso mexicano y lo cambiará por vales de despensa básica?

6.- ¿Anulará el derecho de la propiedad privada?

7.- ¿Reformará la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para convertirla en una Asamblea Constituyente como lo hizo Nicolás Maduro en Venezuela?

8.- ¿Creará un nuevo sistema bancario tras expropiar la Banca Mexicana?

9.- ¿Eliminará el uso de tarjeta de créditos?

10.- ¿Auditará los fondos particulares?

11.- ¿Expropiará la vivienda de uso familiar y edificios públicos?  ¿Pasarán a ser del Estado?

12.- ¿Transformará en empresas del Estado, las fincas o haciendas en regiones agrícolas?

13.- ¿Nacionalizará el Sistema Educativo, incluyendo escuelas privadas, para que las maneje el Estado?

14.- ¿La educación será gratuita en todos niveles?

15.- ¿Nacionalizará el sistema de salud privado?

16.- ¿La atención médica será gratuita?

17.- ¿Anulará la vigencia de la credencial del INE y creará una nueva tarjeta de identidad?

18.- ¿La patria potestad de los hijos será compartida por el Estado?

19.- ¿Pedirá Visa a extranjeros de nacionalidad americana?

20.- ¿Insistirá en apoyar a políticos corruptos y pactará con el narcotráfico?

Todo esto lo ha hecho Nicolás Maduro en Venezuela y la hundido en la miseria. Ya no hay ricos ni pobres.  Hay miserables, que no tienen ni para comer ni medicamentos.  La pobreza extrema es lo que ese dictador dio a su país.
 
Por ello, a diario cientos de venezolanos emigran a Colombia y de ahí a otros países, entre ellos México, donde ya reside un gran número de bolivarenses. 

En 2017 fueron más de 10 millones de venezolanos los que emigraron masivamente a Colombia, sin nada en los bolsillos, porque el gobierno de Maduro se los quito todo.

Los éxodos de migración continúan a diario por el puente Simón Bolívar para llegar a Colombia, donde son recibidos con el mensaje de “bienvenidos a la libertad”.


Venezuela, con las reservas petroleras más grandes del mundo y uno de los principales exportadores mundiales del combustible,  poco a poco se fue hundiendo hasta caer en las garras de Maduro que lo ha destrozado.

Anteriormente, el país era un exportador subdesarrollado de productos agrícolas, como el café y el cacao, pero el petróleo rápidamente llegó a dominar las exportaciones y los ingresos del gobierno.

El exceso de petróleo de los años 80 condujo a una crisis de la deuda externa y a una prolongada crisis económica.

La inflación llegó al 100% en 1996 y las tasas de pobreza aumentaron al 66% en 1995, para 1998 el PIB per cápita cayó al mismo nivel que en 1963, una tercera parte desde su máximo de 1978.

 La recuperación de los precios del petróleo a principios de la década de 2000 dio a Venezuela fondos petroleros que no se veían desde la década de 1980.

Entonces, el gobierno venezolano estableció políticas populistas de bienestar social que inicialmente impulsaron la economía venezolana y aumentaron el gasto social, reduciendo temporalmente la desigualdad económica y la pobreza.

Sin embargo, tales políticas más tarde se volvieron inadecuadas, ya que sus excesos -incluido un subsidio excepcionalmente extremo a los combustibles fósiles- son ampliamente acusados ​​de desestabilizar la economía de la nación.

Esta desestabilización provocó una crisis en Venezuela, llevando a la hiperinflación, depresión económica, escasez de productos básicos y aumentos drásticos del desempleo, la pobreza, las enfermedades, la mortalidad infantil, la malnutrición y el crimen.

A fines de 2017, las agencias de calificación crediticia declararon a Venezuela en mora con los pagos de la deuda.

Actualmente tiene una inflación de 24,500% y Maduro ha sido desconocido como presidente de Venezuela por México, Estados Unidos, Argentina, Australia, Canadá, Chile y la Organización de Estados Americanos al repudiar el resultado de las elecciones presidenciales celebradas el 21 mayo de 2018, en las que fue reelegido por una minoría, para el periodo 2019-2025, como presidente del país con un 68 % de los votos de 8 millones de habitantes, frente al abstencionismo de 12 millones que no votaron.

Lo mismo puede ocurrir en México, con López Obrador, porque sus ideales son socialistas, y fue el escritor de izquierda Pago Ignacio Taibo II quien abrió la boca y dejo ver las verdaderas intenciones de lo que sería el gobierno de AMLO, al decirle públicamente: “Si las empresas te quieren chantajear, Andrés, exprópialos. Chinguen su madre. Exprópialos”.

La recomendación de Taibo retumba en la mente de los empresarios, y aunque López Obrador finge “amor y paz” y reconciliación con el sector empresarial, ellos saben que su espíritu de dictador y la gente que lo rodean lo llevarán a convertir a México en un país socialista.

Por ello, si gana las elecciones, antes de que tome el poder, muchas empresas se irán del país, provocando un gran desempleo, los ricos sacarán su dinero de México, no van a esperar a que los expropien sus empresa y congelen su cuentas, al igual que las de toda la gente, y ninguna nación querrá invertir en la República Mexicana, porque el país dejará de ser un campo fértil para las inversiones extranjeras, incluso para las nacionales.

El dinero y las propiedades de todos los mexicanos estarán en riesgo con un gobierno populista y México enfrentará una crisis económica devastadora, que ya anuncian los inversionistas extranjeros y desaconsejan invertir en el país azteca, porque de ganar el izquierdista la nación tendrá los mismos problemas que tienen actualmente los socialistas Brasil, Argentina, Nicaragua y por supuesto Venezuela.

Por ello, López Obrador debe responder claramente cuál es su programa económico para el país y comprometerse, si es posible ante notario público, a respetar su palabra, porque es muy conocido que no la tiene, como esa vez que perdió las segundas elecciones y dijo que de perder se iría a la chingada y después inventó que “la chingada” era su rancho en Tabasco.

El Tabasqueño debe estar consciente de que no todos los mexicanos lo apoyan y no todos creen en su discurso de democracia. Dudan de su palabra, pese a que cerrará en el Estadio Azteca de Televisa, cuyo propietario Emilio Azcárraga Jean, le hace la barba para que lo vea como aliado y no se le ocurra expropiar su empresa.

México está dividido. Son millones los que repudian su ideología populista, a través de la cual ha ofrecido un paraíso a sus seguidores, que están endiosados con escuchar lo que quieren oír. 

Son como los enamorados.

Escuchan y creen lo que necesitan: seguridad social, empleos, mejores sueldos, escuela para todos, que el rico gane menos y el pobre más y sobre todo honestidad, pero desde ahí se asoma el engaño:

Si tan honesto fuera no llevaría un solo candidato cuya reputación este manchada. Le retiraría el apoyo a Nestora Salgado, acusada de secuestros, y a Napoleón Gómez Urrutia, demandado por fraude de 55 millones de dólares en agravio de mineros a los que representaba y que pese a tener nacionalidad canadiense, que lo imposibilitaría para un cargo público, lo propone para una senaduría plurinominal.

 La pregunta a sus seguidores:

¿Están preparados para la desilusión, para pasar de capitalistas a socialistas, para perder sus casas, su empleo, su dinero en el banco, su libertad del salir del país cuando les plazca, que no haya ricos que les preste dinero ni les de empleo,  perderlo todo como ocurre en Venezuela, o reflexionarían en los beneficios de dividir su voto, como una garantía de no irse al despeñadero?

eab_elya@yahoo.com.mx
reportajesmetropolitanos@gmail.com

 

El contenido de los artículos es responsabilidad exclusiva de los autores. Todos los derechos están reservados.
Queda prohibida la reproducción parcial o total del material publicado.
 Reportajes Metropolitanos - Derechos Reservados © 2006  www.reportajesmetroplitanos.com.mx