RETRO 2017
 INTERNACIONALES
 



 







 

 












 
"Pute Pride" en París

ANGOLA, CUNA
DE LA CAPOERIA


 
 

ENTREVISTA
TRUMP MINIMIZA INVESTIGACION DE NYT QUE CUESTIONA SU FORTUNA



WHASHINGTON, DC., 03 de octubre de 2018.- El diario neoyorquino The New York Times dio un fuerte golpe al presidente estadounidense Donald Trump, con una investigación periodista en la que asegura que “El presidente se ha vendido a sí mismo como un multimillonario hecho por sí mismo, pero una investigación del Times encontró que recibió al menos $ 413 millones en dólares de hoy del imperio de bienes raíces de su padre, en gran parte a través de evasiones de impuestos en la década de 1990”.

Al respecto Trump respondió el miércoles con ironía y dijo que el reportaje "es una pieza por encargo, muy antigua, aburrida y muchas veces ya vista sobre mí", dijo en Twitter.

"Esto significa que el 97% de sus historias sobre mí son negativas", agregó Donald Trump, quien durante su campaña presidencial se negó a hacer públicas sus declaraciones de impuestos, rompiendo con una tradición establecida por décadas en su país.

"Nunca se recuperaron sobre su mal pronóstico de la elección", concluyó con este argumento que regularmente utiliza ante sus simpatizantes en campaña.

Citando declaraciones de impuestos y documentos financieros confidenciales, el periódico afirmó, en la investigación de 13.000 palabras, que desde que era joven, el magnate inmobiliario se benefició, igual que sus cuatro hermanos, de ganancias que procedieron del imperio inmobiliario de su padre Fred.

La cantidad total de estas ganancias equivale a casi 413 millones de dólares actuales, según el New York Times.

El diario afirmó que una parte de este dinero habría sido obtenido gracias a la evasión fiscal: el presidente y sus hermanos habrían también establecido una empresa ficticia con el único objetivo de disimular lo que sus padres les dieron.

La investigación sobre Trump:

https://www.nytimes.com/interactive/2018/10/02/us/politics/donald-trump-tax-schemes-fred-trump.html?action=click&module=Top%20Stories&pgtype=Homepage

 
BENEPLACITO POR ACUERDO COMERCIAL EEUU, MEXICO, CANADA



WASHINGTON, DC., 01 de octubre de 2018.- El presidente estadounidense, Donald Trump, elogió el acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá, considerándolo "histórico" para el país y para el mundo, en rueda de prensa en los jardines de la Casa Blanca. En México,  su homologo mexicano Enrique Peña Nieto aseguró que el acuerdo refrenda el crecimiento económico de México, y el Pimer Ministro, Justin Trudeau, dijo que no fue fácil lograrlo.

El Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (AEUMC) fue anunciado el domingo poco antes de que venciera a medianoche el plazo para presentar el texto al Congreso estadounidense, poniendo fin a más de un año de negociaciones para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que Trump consideraba nefasto para su país.

"El acuerdo regirá sobre unos 1,2 billones (dólares) en comercio, lo que lo convierte en el mayor acuerdo comercial en la historia de Estados Unidos", dijo el lunes Trump, visiblemente feliz por cumplir su promesa de campaña de renegociar el TLCAN.

En rueda de prensa en los jardines de la Casa Blanca, Trump dijo que quiere firmarlo a fines de noviembre, junto con el saliente presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, con quien aseguró que las fricciones están superadas.

"Hubo mucha tensión entre él y yo", reconoció. Pero al final "todo funcionó (...) Es un buen hombre y ama al pueblo de Canadá", dijo.

En Ottawa, Trudeau elogió el acuerdo. "Será profundamente beneficioso para nuestra economía", afirmó.

En México, Peña Nieto dijo que conversó telefónicamente con Trump y Trudeau, destacando en un comunicado que el nuevo pacto "cumple con las expectativas" de los tres países.

"Logra lo que nos propusimos al inicio: un acuerdo ganar-ganar-ganar", tuiteó Peña Nieto.

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró también el pacto y destacó el papel "visionario" y "tolerante" de Trump.

El gobierno mexicano dijo que el AEUMC posiblemente se firme el 29 de noviembre, al margen de la cumbre del G20 en Buenos Aires.

- Falta OK de legisladores -

El nuevo acuerdo comercial, que abarca una región de 500 millones de habitantes, aún debe ser aprobado por los legisladores de los países signatarios para entrar en vigor.

"A los republicanos les encanta. Al sector industrial le encanta. A nuestro país le encanta. Si es justo, se aprobará fácilmente. Es un gran acuerdo", dijo Trump, y aseguró tener "otras alternativas" en caso de bloqueo en el Congreso.

El tiempo apremiaba porque, según la ley estadounidense, la Casa Blanca debe presentar el texto al Congreso 60 días antes de su firma.

Trump quería mostrar su política proteccionista de "Estados Unidos primero" como victoriosa antes de las legislativas del 6 de noviembre, donde el gobernante partido Republicano pone en juego el control del Congreso.

Trudeau, que corría el riesgo de quedar fuera del entendimiento comercial anunciado el 27 de agosto entre Estados Unidos y México, tampoco quería aparecer como débil antes de las elecciones generales canadienses del próximo año.

Jesús Seade, representante de López Obrador en la renegociación del tratado, no objetó el lunes que el acuerdo sea firmado por Peña Nieto.

- Mercados satisfechos -

Los mercados también celebraron el nuevo pacto comercial: Wall Street lo acogió mayoritariamente con alzas de sus índices Dow Jones y S&P 500, el maíz y la soja tuvieron un fuerte incremento en la bolsa de Chicago y el dólar canadiense se apreció 0,9% ante el estadounidense.

Canadá acordó abrir su mercado lácteo a los productores estadounidenses y, a cambio, Washington no modificó las disposiciones sobre solución de controversias.

Los productores lácteos canadienses reaccionaron furiosamente, diciendo que el acuerdo tendría un "impacto dramático" en su sector y acusaron a Trudeau de incumplir su palabra de que no firmaría un mal trato para los canadienses.

El nuevo acuerdo incluye más protecciones para los trabajadores, reglas medioambientales más estrictas y actualizaciones de la relación comercial para tener en cuenta el comercio electrónico, así como protecciones "innovadoras" a la propiedad intelectual.
La industria automotriz, que el TLCAN revolucionó, es uno de los sectores más impactados por el nuevo acuerdo.

Estados Unidos buscaba desalentar el traslado de la producción hacia sitios de mano de obra más barata. Con el AEUMC, aumenta a 75% el contenido de un automóvil que debe realizarse en territorio norteamericano, y el 40-45% del vehículo debe ser fabricado por trabajadores que ganen por lo menos 16 dólares por hora.

- Barrera a TLC con China -

El AEUMC también incluye una disposición que parece diseñada para evitar que Ottawa o Ciudad de México busquen un mejor tratado comercial con Pekín, estipulando que si así ocurriera, el acuerdo trilateral podrá ser reemplazado por uno bilateral.

 
MUERE TLCAN. LO SUSTITUYE ACUERDO EUU-MEXICO- CANADA



*Busca crecimiento sólido entre los tres países

WASHINGTON, D. C., 01 de octubre de 2018.- La incertidumbre llegó a su fin en la noche del domingo a horas del plazo límite y los negociadores canadienses y estadounidenses alcanzaron un acuerdo para sustituir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), anunciaron los gobiernos.

El nuevo tratado pasará a llamarse Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (AEUMC), según una declaración conjunta.

Esta nueva versión del TLCAN, vigente desde 1994 entre Estados Unidos, Canadá y México, comenzó a ser reenegociado desde 2017 a exigencia del presidente estadounidense, Donald Trump, que lo tachó de "desastre" para su país.

El comunicado, firmado por el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y por la ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, destacó que el nuevo acuerdo entre Estados Unidos, Canadá y México generará un "crecimiento económico sólido".

Después de más de un año de negociaciones, los gobiernos lograron superar sus diferencias y ceder en algunos aspectos. En el comunicado celebraron el acuerdo como un buen trato para los ciudadanos de esta región, donde viven unas 500 millones de personas y que mueve 1 billón de dólares por año en comercio.

Para cerrar el acuerdo, Canadá cedió en el sistema de cuotas para la leche, que abrirá el mercado a los productores estadounidenses, dijo este domingo un funcionario canadiense.

Ottawa, por su parte, consiguió preservar el sistema del TLCAN de solución de conflictos entre los socios que Estados Unidos quería modificar.

Además el nuevo pacto incluirá un capítulo ambiental y como parte del acuerdo, Canadá podrá conservar la protección del sector cultural.

"El AEUMC proporcionará a nuestros trabajadores, agricultores, ganaderos y empresas un acuerdo comercial de alta calidad que dará como resultado mercados más libres, comercio más justo", dijeron Ottawa y Washington en el comunicado conjunto, emitido 90 minutos antes del vencimiento del plazo límite fijado por Estados Unidos.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, salió raudo el domingo por la noche de una reunión de urgencia con sus ministros y sin responder a las preguntas de la prensa se limitó a decir que "es un buen día para Canadá".

Para Canadá la presión era grande, ya que Estados Unidos ya había cerrado un acuerdo con México.

El jefe negociador del presidente electo mexicano para el tratado, Jesús Seade, celebró la noticia.

"Celebramos el acuerdo trilateral. Se cierra la puerta a la fragmentación comercial de la región. TLCAN 2 dará certidumbre y estabilidad al comercio de México con sus socios en Norteamérica", escribió en Twitter Seade, quien representó a Andrés Manuel López Obrador durante las negociaciones.

El tiempo apremiaba ya que el presidente saliente de México, Enrique Peña Nieto, deja sus funciones el 1 de diciembre, lo que agudizó la necesidad de un acuerdo ya que según la ley estadounidense, la Casa Blanca tiene que enviar el texto de un acuerdo comercial 60 días antes de su eventual firma.

Las negociaciones se desarrollaron de forma remota, a diferencia de otros ciclos de diálogos en los que la ministra de Exteriores de Canadá se había desplazado a Washington.

La expectación creció cuando Trudeau, convocó el domingo a las 22H00 locales (02H00 GMT del lunes) una reunión de emergencia de su gabinete, dos horas antes del plazo establecido por Washington para cerrar la renegociación.

El anuncio se produjo después de un fin de semana entero de trabajo por videoconferencia de los negociadores para alcanzar un acuerdo de última hora para modernizar el tratado comercial.

La tensión y los augurios a cuenta gotas caracterizaron la jornada.

- ¿Y el acero y el aluminio? -

Más temprano, crecieron las esperanzas de que un acuerdo iba a materializarse cuando Peter Navarro, asesor de Comercio del presidente de Estados Unidos, dijo que ambas partes estaban negociando "de buena fe" y que el resultado de las conversaciones se conocería a más tardar el lunes por la mañana.

Maestro negociador, en su declaración Navarro recordó que el plazo vencía a la medianoche (local) del domingo, a fin de poder transmitir al Congreso el texto del acuerdo.

El calendario electoral complicaba las cosas para los negociadores canadienses. Las concesiones en el sector lácteo pueden ser muy mal recibidas en Quebec, que está llamada el lunes a las urnas para designar al próximo gobierno de esta importante provincia francófona.

Los principales partidos de Quebec y las organizaciones de agricultores defienden firmemente el sistema de "administración de la oferta", que controlaba la producción y el precio de la leche y las aves de corral y además garantizaba ingresos estables para los agricultores canadienses.

En cambio, los pesados aranceles impuestos por Trump al acero y al aluminio canadiense, entre otros, siguen de momento vigentes, en un contexto en el que Estados Unidos está levantando una campaña proteccionista que ha afectado a varios países, incluyendo a China.

El texto final incluye una clausula que permite revisar el acuerdo cada seis años, precisó un alto cargo estadounidense

 
SISMO Y TSUNAMI DEJA MÁS DE 800 MUERTOS EN INDONESIA



PALU, Indonesia, 01 de octubre de 2018.- Voluntarios indonesios excavaron este lunes una fosa común para enterrar a las cientos de víctimas del sismo y el tsunami que azotó la isla indonesia de Célebes, mientras los socorristas trataban de sacar a más supervivientes de entre los escombros.

Ante la amplitud de la catástrofe, que dejó al menos 832 muertos, el gobierno indonesio solicitó ayuda internacional.

El balance es superior al del sismo que golpeó la isla indonesia de Lombok en agosto, que causó más de 500 muertos. Las autoridades esperan que el balance final sea mucho más alto, pues gran parte de la región afectada sigue siendo inaccesible.

Decenas de agencias humanitarias y de oenegés se brindaron para dar asistencia al país, pero el envío de ayuda a la zona resulta complicado porque numerosas carreteras están cortadas y los aeropuertos dañados.

"No tenemos mucha comida. Sólo pudimos tomar lo que teníamos en casa. Y necesitamos agua potable", declaró a la AFP Samsinar Zaid Moga, una mujer de 46 años.

"Lo más importante son las tiendas, porque ha llovido y hay muchos niños aquí", añadió su hermana, Siti Damra.

Oxfam "prevé aportar ayuda a, potencialmente, 100.000 personas", alimentos instantáneos, equipos de purificación del agua y de tiendas, indicó Ancilla Bere, una responsable de esa oenegé en Indonesia.

Pero "el acceso es un gran problema", destacó el director del programa de Save The Children, Tom Howells. "Las organizaciones de ayuda y las autoridades locales se esfuerzan por alcanzar varias comunidades alrededor de Donggala, donde se prevé que habrá grandes daños materiales y posibles pérdidas de vidas humanas a gran escala", explicó.

La mayoría de las víctimas se registraron en Palu, una ciudad de 350.000 habitantes en la costa occidental de la isla de Célebes, según la agencia de gestión de desastres. Pero las autoridades y las oenegés se preocupan también por la situación en la región de Donggala, más al norte.



- Búsqueda de supervivientes -

Sobre el terreno, los equipos de rescate trabajaban contrarreloj para hallar supervivientes y sacarlos de entre los escombros.

El lunes, los socorristas rebuscaban entre los restos del hotel Roa Roa, donde se cree que entre 50 y 60 personas podrían haber quedado sepultadas. De momento, salvaron a dos personas en ese lugar, según una fuente oficial.

Muchos habitantes siguen buscando a sus allegados, desaparecidos, en los hospitales o en las morgues improvisadas.

En el patio trasero de un hospital, decenas de cuerpos fueron alineados y recubiertos con lonas bajo el sol, mientras los heridos esperaban al otro lado del edificio para ser atendidos.

Para evitar riesgos sanitarios, las autoridades previeron enterrar a las víctimas en masa y ordenaron excavar una gran fosa común.

Según funcionarios del gobierno, unos 1.200 presos escaparon de tres cárceles de la región, una en Palu y la otra en Donggala.
Los chasis de los vehículos, los edificios reducidos a escombros, los árboles arrancados y los tendidos eléctricos derrumbados daban cuenta en Palu de la violencia del temblor, ocurrido a cientos de kilómetros de allí, y de la ola de 1,5 metros que asoló su costa.

"Fui arrastrado por una ola de unos 50 metros. No podía agarrarme a nada", contó Adi, un superviviente del tsunami. "Trepé por un edificio que tenía vigas en su parte delantera. Y descansé. Luego llegó una segunda ola, todavía más alta. Y de repente me vi en un tejado".

En el momento del sismo, había 71 extranjeros en Palu, la mayoría de los cuales están siendo repatriados, según la portavoz de la agencia de gestión de catástrofes, Sutopo Purwo Nugroho.

Indonesia, un archipiélago de 17.000 islas e islotes que se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico, es uno de los países del mundo más propensos a sufrir desastres naturales.

El terremoto fue más potente que los temblores que dejaron más de 500 muertos y unos 1.500 heridos en la isla indonesia de Lombok en agosto.